viernes, 20 de septiembre de 2013

Puede ser

Es como si se hubiera parado el tiempo. No avanza. No avanzo. Lo extraño es que no me importa.

¿Y si desaparezco? ¿O desapareces? ¿Qué pasaría?

Sé lo que debería hacer. Me sé la parte lógica de memoria. Pero aquí estoy, tratando de dibujar en mi techo con el espeso humo que brota de mi garganta, pensando en un pasado que hace nada era el presente. Fantaseando con un hipotético futuro. Y en si tus pies fríos estarán echando de menos ahora mismo a los míos.

Y me pregunto si aquella debería haber sido nuestra última noche, o si aún está por venir. O si igual no existe ni existirá.

¿No era eso el amor? ¿No pensar en un sin nosotros? Pero qué más dará, ¿no?

Tal vez no sea amor, pero nos resucitará por dentro. Odio estar muerto.

Y quién sabe, puede ser. Puede ser que tu sonrisa le gane ese pulso al dolor.

 

2 comentarios:

  1. ¿Quién sabe a dónde podrían llegar todas las hipótesis o las situaciones posibles? A pensar y pensar seguro...

    ResponderEliminar