lunes, 26 de agosto de 2013

Fuiste

Me derrumbé lo suficientemente lejos como para que tu conciencia no sufriera. Así que no vengas ahora a jugar con la mía.

Llegas tarde, o tal vez demasiado pronto. No lo sé.

Pero calla. Que ya casi lo había llegado a comprender.

2 comentarios: