jueves, 6 de junio de 2013

Frio

Supongo que todos habréis escuchado estos últimos días que este será un verano más frío de lo habitual. Os reiréis, pero yo ya hacía semanas que sentía que mi verano será especialmente frío…

Y me da miedo. Porque si el verano finalmente resulta no ser cálido, eso significará que el otoño me lo pasaré tiritando. Y no sé si de frío o de miedo, aún no lo tengo del todo claro. Y después de esto, no cabe otra alternativa que la de un invierno duro, largo y cruel, de esos que te hielan por dentro, incluido el corazón. Sobre todo el corazón...

Precisamente hoy, mientras hacía cola en la máquina del café del trabajo, escuchaba como tres encorbatados hablaban del tema meteorológico de moda. ‘Que no habrá verano dicen… No sufráis, que cuando menos nos lo esperemos nos estarán bombardeando en las noticias con olas de calor… Así que no sufráis por esto. No sufráis...’, les repetía al resto una y otra vez...

Pero yo estoy sufriendo y, lo reconozco, aterrorizado.

Habrá quien no me entienda, pero yo sé lo que me escribo.

5 comentarios:

  1. Yo te entiendo, no sabes como te entiendo.

    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo te entiendo y te voy a decir dos cosas. En primer lugar: Si lo hiciste una vez, puedes hacerlo dos o tres o las que quieras, me refiero a levantarte cuando te caigas. Y en segundo lugar te dejo una frase extraída del libro "Donde tus sueños te lleven" de Javier Iriondo: "Los problemas que tanto nos preocupan generalmente no son tan terribles en la realidad como en nuestra imaginación. El miedo a sufrir es peor que el propio sufrimiento, y en la mayoría de las ocasiones esas preocupaciones ni siquiera llegan a materializarse". Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. Uy, sí que te entiendo...
    Mucho ánimo Jauro, que todo se arregle y recibas pronto una ola de calor como dios manda ;)

    Muaks!

    ResponderEliminar
  4. Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
    Te invito al mio, seguro que te gustará:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  5. Pues... qué decirte... que el calorcito puede venir del sol, de un calefactor y, sobre todo, del abrazo de un buen amigo/a.

    Y de esos últimos, seguro que tienes...

    Me confundo?

    Muxu bat

    ResponderEliminar