jueves, 28 de febrero de 2013

El espejo

Se pasaba las noches en vela pensando que el universo confabulaba contra él. Dejaba correr los días ante sus ojos como si la historia no fuera con él, como si la vida estuviera en otra parte...

Siendo sinceros, él mismo admite que no hubiera sido una mala idea darle un tortazo. Con la mano abierta, a ser posible.

Pero ya pasó. Ahora ya desaparecieron los fantasmas del pasado. Ahora mira hacia adelante. Hacía arriba si me apuras. Ahora ya sólo hay el regusto amargo de haber perdido el tiempo en tonterías. Ahora ya sólo queda un maravilloso mar en calma adornado por los restos a la deriva de un naufragio…

Ahora ya sólo cabe reconocer que fue un imbécil. Y el miedo a seguir siéndolo…

Creo que lo único bueno que queda es el placer de poder decirle que lo superó. Coger y mirarme al espejo y decirle que estoy(estamos) orgulloso.

O quizá debería aprovechar la ocasión para escupirle a la cara y preguntarle(nos): ¿Cómo pudiste estar tan ciego?

10 comentarios:

  1. de todo se aprende, incluso de los propios comportamientos idiotas. si no hubieses perdido el tiempo entonces no podrías valorarlo como lo haces ahora. a veces es necesario dar un paso atr´´as para coger carrerilla (joder, que filosofica estoy esta mañana XD)

    ResponderEliminar
  2. A veces está bien ser un imbécil y tocar el suelo, para darte cuenta de que no quieres volver a se un imbécil, y que te mola más rozar las alturas. :-)

    ResponderEliminar
  3. Creo que perderías el tiempo doblemente si ahora lo empleases en lamentarte, así que dile que estás orgulloso, me parece la mejor opción. Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Para arrepentirse siempre hay tiempo pero también es cierto, que los errores que creemos cometer con el tiempo se convierten en aciertos...
    lo digo por experiencia!
    abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Escupirle no, pobre, que eso es muy feo. Dile que estás orgulloso y dale las gracias porque gracias a él, estás ASÍ AQUÍ ahora :)

    Muaks!

    ResponderEliminar
  6. Seguramente ahora disfrutas más de todo gracias a el, asi que dale la enhorabuena.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Sin filosofías baratas, somos lo que somos, entre otras cosas, debido a lo que hemos sido. En lo bueno y en lo malo.

    ResponderEliminar
  8. Siempre se puede cambiar y volucionar, Jau. :)

    ResponderEliminar
  9. Seguramente sonara tonto pero me e identificado tanto con el texto... Pero bueno por algo siempre se puede comenzar, es tiempo de despertar :)

    ResponderEliminar
  10. Jo, yo pensaba que ya te seguía desde mi nuevo hogar, y no. Te confundí con otro monete.

    Arreglado!!!! Qué bueno vernos de nuevo. Un beso!!!

    ResponderEliminar