jueves, 10 de enero de 2013

Principios

No me gustan los finales. Tal vez por eso odio los diciembres. En cambio, me encantan los principios. Los principios siempre son excitantes. Interesantes. Adictivos. Quieres más y más porque lo nuevo nunca cansa. Engancha. Porque es nuevo. Los finales no. En los finales todo parece viejo. Obsoleto. Anticuado. Cansino… Los finales a veces se resisten. Agobian. Parece que no van a llegar nunca. Y cuando algo acaba, siempre hay algo nuevo esperándonos. Un principio. Y es entonces cuando todo parece posible, cuando las posibilidades parecen infinitas, cuando parece haber tiempo para todo. Cuando te dices: ‘¿Y por qué no?’.

Tal vez por eso me encantan los eneros.

4 comentarios:

  1. A mí me encantan los septiembres, siempre me ha encantado el año escolar así que suelo contar mis años así xd! Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Pues feliz principio, aunque yo no despreciaría tampoco los finales, me encanta el impass que hay entre los dos, cerrar puertas y abrir ventanas, ya sabes.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo me quedo con los finales. Sobre todo porque me gusta tener resultados casi al principio (y eso es imposible), y si no los veo...me da por agobiarme. Aunque...el tiempo va teniendo su efecto, y a fuerza de caerse y tropezar me doy cuenta que todo lleva su proceso. De cualquier modo, me encanta que estes pasando una buena época. Disfrutala a tope

    ResponderEliminar
  4. Una buena reflexión, espero que sigas con ese animo todo el año! Muak!

    ResponderEliminar