lunes, 31 de diciembre de 2012

Año viejo

Siento mi ausencia. He estado muy ocupado comprando compulsivamente, envolviendo y abriendo regalos, comiendo, emborrachándome y en definitiva cumpliendo con todos los típicos festejos navideños. La verdad es que las navidades no están resultando tan terribles como esperaba. Me suele pasar, a veces tiendo a ponerme en lo peor. Será por eso de querer estar preparado por lo que pueda pasar...

La locura empezó la noche del día 22 cuando, en plan coña, todo el grupo de amigos decidimos celebrar por todo lo alto que nos habían tocado unos cien euros por barba con unos décimos de la lotería de navidad que habíamos comprado, hacía justo una semana, en el bar donde celebrábamos mi cumpleaños.

La broma acabó a eso de las siete de la mañana con Lunar, yo y otros cuatro alcohólicos comiendo churros en mi casa… Y en Nochebuena más... Después de las cenas familiares, decidimos salir de fiesta y de etiqueta. Y, claro, supongo que todos sabíamos desde un principio que más de uno o una acabaría con la corbata en la cabeza o vomitando sobre sus preciosos zapatos de 7 cm de tacón. Y así fue... Creo que Lunar tardará en olvidar esa noche… En fin, ahí lo dejo…

Pero no tuvimos suficiente, así que la noche de Navidad repetimos. Más alcohol, más risas, más bailes y más resaca… Hacía mucho tiempo que no salía tan seguido de fiesta. De hecho, creo que he salido más desde lo que llevamos de navidades que durante todo el resto del año junto... Y, dejando a parte las resacas, he de decir que me ha sentado genial. Ese sentirse como un adolescente, ese mandarlo todo a tomar por culo por unos días… No se me ocurre mejor manera de acabar el año...Y más un año como este…

A diferencia del 2011 (por poner un ejemplo), este año 2012 será un año que jamás podré olvidar. Ha sido un año intenso, con personalidad. Un año de esos que te coge de los hombros, te zarandea, te descoloca, te empuja, te tira por tierra, te recoge e incluso uno de esos capaz de sorprenderte (entre hostia y hostia) con el mejor de los abrazos o el más bello de los besos.

El 2012 me ha visto cambiar de hogar, dejar de vivir sólo, irme a vivir en pareja, cambiar de trabajo, despedirme de un ser querido, recibir con los brazos abiertos a mi ahijada, me ha visto vivir una gran crisis personal, me ha visto evolucionar, quitarme caparazones, máscaras... y sobretodo, y aunque parezca lo menos importante, me ha enseñado a aprender a dejarme aconsejar, a dejarme ver más allá de mis propios ojos, de mis propias convicciones.

Supongo que sería bonito decir que todo esto me ha servido para convertirme en una mejor persona, pero no es cierto. Aunque ha sido muy gratificante darme cuenta, sobretodo en estos últimos días, de que sigo siendo en esencia el mismo de siempre. Sentir que, a pesar de todo, no me he ido demasiado lejos. Que no he perdido el norte. Que ese que veo cada mañana en el espejo sigo siendo yo, ni mejor ni peor: yo. Y con eso ya me basta.

Feliz año 2013 a todos… porque, señoras y señores, el 2012 ya es historia.

13 comentarios:

  1. espero entonces que tengas una feliz entrada de año como mucha mucha mas fiesta jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro vaya "fiestas" has pasado!
    Lo que comentas al principio de preocuparse antes de tiempo lo hacía muchísimo antes hasta que me di cuenta la de veces que sufria en vano así que cuando escuche aquella frase de "no te pongas la tirita antes que la herida" fue el "click" necesarío para dejar de hacerlo. estoy encantada no pienso en super positivo y luego me llevo el ostion. si no q dejo un interrogante y espero a ver que pasa. si va bien me ahorro el mosqueo de antes y si va mal también me ahorro el mosqueo de antes jeje ;-)
    Un abrazo y feliz 2013!

    ResponderEliminar
  3. De historia nada, que aún quedan unas horitas. Feliz año!!! Seguro que de aquí todo va a mejor. Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Verás como este 2013 nos trae cosas buenas a todos... yo estoy convencidísima...

    Besos, feliz año, y buena resaca!!

    ResponderEliminar
  5. Feliz Año Nuevo, querido. Te deseo lo mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es que ser mejor persona, lo tienes complicado nene, porque ya vales mucho :)


    FELIZ 2013 para ti, Lunar y toda tu gente, muaks!!!!

    ResponderEliminar
  7. Mi querido y apreciado Monito, yo deseo cosas buenas , las mismas que deseo para mi. Espero que la noche de ayer la hayas pasado bien sin tener que terminar abrazado al Sr.Roca.

    un beso y cuidate

    ResponderEliminar
  8. Qué año tan movido, demasiado quizás. Espero que el 2013 te traiga tranquilidad y deseos cumplidos.

    Besos!!! :-)

    ResponderEliminar
  9. Aqui seguiremos, disfrutando de tu existencia bloguera otro año más.

    Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
  10. Un abrazo Jauro, y un buen año, a vivir desde el punto desde el que ahora estamos; con un año, como bien dices, que no se olvida. TOca abrir otro cuaderno, lleno de paginas en blanco y vivirlas. Estoy segura que intensamente. Te deseo lo mejor

    ResponderEliminar
  11. Feliz año Jauroles, y que sigas mejorando.

    ResponderEliminar