martes, 13 de noviembre de 2012

Taras

Conforme vamos creciendo, nuestro cuerpo va desarrollando y adquiriendo taras. Bien por el paso del tiempo o bien por cosa del destino,... a veces incluso por una mezcla de ambas cosas.

El caso es que unos se quedan calvos, otros se vuelven canosos, o canosas, y también están las patas de gallo, la celulitis,... por no hablar de la barriga cervecera o de las tetas caídas... Si hasta hay quien desarrolla una extraña habilidad para realizar certeras previsiones meteorológicas basándose en una estricta observación e interpretación de sus propios dolores óseos y/o musculares.

En fin, supongo que con nuestra mente pasa algo muy parecido. Fobias, tics, manías, obsesiones, depresiones, insomnio, ansiedad, abatimiento... Taras y más taras que hacen de nosotros alguien muy diferente de aquel que fuimos algún día hace ya demasiado tiempo.

9 comentarios:

  1. ¿Y crees que eso son taras? Yo lo veo algo bonito y hasta poético... es crecer sin más.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Yo soy yo y mis circunstancias, y con mis manías soy más yo, supongo. Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. La perfección es tremendamente aburrida, nene, MUAKSSSS!!!!

    ResponderEliminar
  4. A eso se le llama envejecer y algunos dicen que tiene su encanto, pero todos los de la tele y con posibles, se meten botos hasta en las orejas y no salen del gym, para no perder la forma, ja ja ja.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Pero no hay que olvidar que todas esas supuestas taras somos nosotros, guste o no ;)

    ResponderEliminar
  6. siempre he creido que esas taras son lo que nos hace ser nosotros mismos y eso tiene que ser bueno... ¿no?

    ResponderEliminar
  7. A mi no me parecen taras, me parecen rasgos de personalidad. Los hay mas soportables y menos soportables, para los demás digo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué vivan las taras, manías, tics o lo que sean. Son parte nuestra, de nuestra vida y todo lo que han vivido...como esa cicatriz que te recuerda o traslada a cuando eramos críos intrépidos ;)

    ResponderEliminar