miércoles, 17 de octubre de 2012

Don Alguien

Hay pensamientos que uno decide no expresar para que nadie le tome por loco. A veces, incluso hay ideas que uno se niega hasta a razonar consigo mismo para no sentirse un bicho raro. Y así, sin más, sin ser plenamente consciente, uno decide reprimir algo que le ronda en el subconsciente.

Una de las muchas cosas buenas que estoy aprendiendo en mis visitas al psicólogo es a sacar todo eso afuera... Suponiendo que esto sea algo positivo, claro...

No me preguntéis por qué, pero siempre he creído que llegaría a ser alguien importante. Ni tan siquiera sabría explicaros importante en qué, ni para quién, pero no sé, nunca me vi llevando una vida como la de otro cualquiera. Porque yo soy especial, y porque las personas especiales no podemos tener una vida corriente, porque alguien como yo no puede pasar por la vida de forma inadvertida y todo eso…

Pero ya veis, me acerco a mi 31 cumpleaños y todavía no he cambiado el mundo. Y no os engañaré, aún no he logrado aceptarlo. Y por si fuera poco, lo disimulo con la misma habilidad del que dice saber nadar pero se está ahogando. ¿Os imagináis algo más estúpido? Pues ese soy yo. ¿Quién necesita enemigos cuando te tienes a ti mismo?

En fin, es posible que jamás pueda entender la vida ni aceptar el papel que me ha tocado vivir en ella. Pero al menos puedo decir que estoy luchando por la heroicidad de intentar poner los pies en el suelo. Y si bien es verdad que jamás podré cambiar el mundo, al menos procuraré hacer del mío y el de los míos uno maravilloso...

¿Veis? El fracaso bien adornado también puede parecer un triunfo... Al fin y al cabo con algo tendré que hacer ver que me conformo...

En fin, para terminar pretendía añadir unas palabras para tratar de justificar todo este sinsentido que acabo de soltar, más que nada para que a partir de hoy no penséis que estoy completamente loco,… pero ya no me acuerdo de cómo empezaba lo que quería escribir.

Aunque supongo que, como todo lo demás, tampoco tiene demasiada importancia.

9 comentarios:

  1. Creo que no eres el único que ha experimentado ese sentimiento, algo pasa cuando nos acercamos o comenzamos la tercera década que nos destantea. Yo también siento que nací para hacer algo grandioso, que no vine al mundo a ser uno más, y aunque a veces me siento arrogante por pensar así, no puedo ni quiero dejar de pensarlo, creo que la mayoría de los seres humanos lo cree, el problema es cuando sentimos que tenemos que aceptar que no somos excepcionales, que madurar significa dejar de soñar con cambiar el mundo, resignarse, yo no lo creo. Si tu crees que naciste para hacer algo importante, seguro que lo harás. Tal vez te lleve más tiempo descubrir qué, pero seguro que así será. De hecho creo que el que te estés cuestionando constantemente, el que te resistas a aceptarlo, es una gran cualidad, hay una frase de la película Mar adentro que a mí me encanta "Me resisto a caer en la inercia de tener que aceptar lo que se me da porque no me queda más remedio que aceptarlo", creo que así eres tú en este momento. Siento que más que resignarte y amoldarte a la sociedad, sería más conveniente que abrazaras esa forma de ser tuya como lo que es, una gran cualidad (precisamente las personas que hay hecho algo en el mundo, no son las que se han amoldado al resto, sino las que han cuestionado lo establecido) y no como defecto que tienes que superar.

    ResponderEliminar
  2. Es difícil explicarlo mejor que Valeria.
    No eres una persona común y no tienes porque convertirte en ello solo no frustrarte por no conseguir a los 30 años ser un erudito o alguien que haya cambiado el mundo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que todos pensamos en cambiar el mundo, pero si en algo tienes razón, es que lo que sí podemos hacer es cambiar nuestro propio mundo. Tú tienes cosas que te diferencian de los demás, que te hacen único, si alguien, aunque sea una sola persona, logra ver eso, ya habrás conseguido mucho. Nosotros aquí te queremos porque sabemos cómo eres, creo que eso ya es algo no? Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Las personas especiales cambiamos el mundo de los que nos conocen. Eso es así.
    Tienes un nuevo lector.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. creo que todos hemso sentido eso mas de una vez. de todas formas si no puedes cambiar el mundo intenta fabricar uno mejor para ti y la gente que quieres ;-)

    ResponderEliminar
  6. Si te sirve...eres esa persona que me anima por las mañanas en la oficina mientras hago un break. Esa persona con la que empatizas, y que a veces calca lo que sientes en determinado momento. Esa persona que da buen rollo y provoca una sonrisa.
    Gracias por compatir tu mundo conmigo :)

    ResponderEliminar
  7. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven acá, y, deja un comentario

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  8. Vas y eres una persona importante, y haras algo importante, ahora depende de lo que tu llames importante...posiblemente no cambies el mundo pero eso no quieres decir que cambies o estés cambiando el mundo de alguien, no crees?

    Un beso y adelante,

    http://lafelicidadysublog.blogspot.co.uk/



    ResponderEliminar
  9. Yo no creo para nada que estés loco o al menos no pienso que seas el único loco. Te voy a confesar algo, a veces cuando te leo me haces pensar si el que escribe es mi chico...el siempre se ha sentido especial, nacido para hacer cosas importantes para separarse del resto de todos nosotros, y sí es especial (todos en cierto modo lo somos) pero la frustración por no haber logrado aún despegar (tambien tiene más de 30) hacer ese algo importante. Lo tiene en constante lucha consigo mismo y con el resto....sin embargo tu has dado un paso más al intentar canalizar o aceptar eso y buscar ayuda (que no creo que sea sinónimo de resignación)es más creo que hará que encuentres el para qué y por qué de ser especial.

    Por mi parte no obstante pienso que (según dejas entrever con tus palabras)que eres de esas personas que dejan una huella imborrable y de la buena en las personas que te conocen...para mi eso te diferencia del resto.

    ResponderEliminar