viernes, 31 de agosto de 2012

Miedo

Nunca había sentido miedo del verdadero, así que no sabía que era ni que se sentía. Lo cierto es que antes había tenido miedo muchas otras veces, muchísimas, pero nunca del verdadero. Supongo que estos miedos no hacían honor a su nombre.

Ahora ya sé lo que es. El miedo verdadero es cuando no sabes muy bien a qué le temes. El miedo verdadero es eterno mientras lo sientes. Nunca termina. Se te acelera el corazón. Sientes sus latidos en cada músculo de tu cuerpo, en cada articulación. Se te sale por la boca. Y tiemblas. Sudas. Lloras. No gritas, porque no puedes. Y respiras tan fuerte y tan desacompasado que no aciertas a coger aire. Te ahogas. Miras pero no ves. Oyes pero no escuchas. Da igual donde estés, te falta espacio. Las paredes te aprisionan. El techo está a punto de caerse. La vida se vuelve angustiosa.

Esto es miedo del verdadero. Ojalá no lo hubiera conocido nunca, pero lo he hecho. Hay quien lo llama crisis de ansiedad. Pero yo odio esta expresión. Me parece una forma elegante que tiene la gente de decir que ha sentido un miedo tan fuerte y tan intenso que le ha vencido. Un miedo del de verdad. Miedo a nada. A todo. ¿No es acaso lo mismo?

10 comentarios:

  1. Me encanta... lo has descrito taaaaan bien! Que pena que sea tan doloroso!
    Muak

    ResponderEliminar
  2. Conozco ese MIEDO.

    Un beso y un abrazo fuerte, guapo :******************

    ResponderEliminar
  3. Hay otros que le llaman ataques de panico... quizá se acerca mas a como tu lo describes.
    siento mucho que lo hayas sentido, se que es duro sobretodo cuando te pasa por primera vez crees que vas a morir. Yo siempre digo que por mucho que lo describas hasta que no te pasa no sabes lo que se siente.

    Mucho cariño de todo corazón

    ResponderEliminar
  4. Ahora que ya has identificado que es miedo ya puedes pedir hora en el médico de cabecera, primero, y cita en un psicólogo, segundo. Rapidito. A la orden de YA.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  5. El miedo con miedo se combate, miedo a sentir miedo, mejor pensar en otra cosa. Biquiños!

    ResponderEliminar
  6. Yo, por desgracia, lo conozco muy bien y me trato para no tenerlo.
    Creo que tendrías que hacer caso al consejo de Gordi. Besos!

    Saludos!!

    yapagalaluz.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. El miedo es necesario para fortalecerse. Pero hay que darle el tiempo justo, ni un segundo más.

    Fuerza y valor, sea por el motivo que sea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es crisis de ansiedad pura y dura. Mira que te lo dije... He sufrido muchas en mi vida y sé de lo que hablo. No nos conocemos de nada y excusas de mis consejos pero si quieres evitarte un montón de sufrimiento ponte en manos de un buen terapeuta. Lo más jodido de la ansiedad es que no avisa, te ataca por sorpresa, y justo cuando parece que estabas tranquilo. Sufrí dos crisis fuertes con pérdida del habla, movilidad, creí que me estaba dando un derrame cerebral perono, era ansiedad. Y lo más jodido de ese miedo es que permanece durante mucho tiempo en nosotros.

    Si quieres saber algo más, o tienes alguna duda de lo que te conté, escríbeme. Tienes mi correo en el blog.

    biquiños y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  9. No se a qué estás esperando a ir a un especialista. Si, como parece, sufres crisis de ansiedad, necesitas ayuda. Eso no se va con una Dormidina y un "tranquilo, relájate que no pasa nada".
    Ponte las pilas y ve a ver a un terapeuta.
    Hazlo antes de que vaya a peor.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  10. Jauroles yo he pasado por eso y se lo que se siente. Animos!!!

    ResponderEliminar