lunes, 6 de agosto de 2012

Agua

Me estoy ahogando. Estoy atado de pies y manos, me he caído al agua e irremediablemente me estoy sumergiendo. No puedo mantenerme a flote. No sé cómo escapar. He intentado a conciencia romper las cuerdas que me sujetan, pero parecen apretarse aún con más fuerza. Me estoy quedando sin aire. Debo de estar a punto de perder el conocimiento. He probado a gritar, a patalear y hasta a llorar; pero el agua ahoga mis palabras y esconde mis lágrimas. Mi última medida de supervivencia ha sido cerrar los ojos con todas mis fuerzas para tratar de teletransportarme. Pero no ha funcionado y para colmo se me están acabando las ideas. Ya sólo me queda ponerme a tragar agua para acelerar lo inevitable.

Lo sé, lo sé… Sólo es un vaso de agua… Ya sé que me estoy ahogando en un vaso de agua; pero sería un detalle que me ayudarais a salir del agua en lugar de no parar de reprochármelo.

14 comentarios:

  1. Respira.. cuenta hasta cinco y respira profundamente.

    ResponderEliminar
  2. Me siento igual que tú, pero yo sólo puedo cerrar los ojos y evadirme durmiendo...

    Hoy no te puedo dar ánimos. Sería hipócrita porque no los tengo, lo siento.

    ResponderEliminar
  3. "Si te encuentras con el agua al cuello, recuerda que las penas, no flotan" ;-)

    ResponderEliminar
  4. Quizás sea momento de dejar de intentarlo solo y pedir ayuda, pero de alguien experimentado.

    ResponderEliminar
  5. Una opción puede ser ir al decatlón y comprar las gafas con efecto lupa y el tubito para respirar bajo el agua, así además, podrías disfrutar de ver toda la fauna marina, hace dïas pude comprobar lo chulo que es, aunque mis gafas no eran con efecto lupa o.o
    Feliz díaaaa :)

    ResponderEliminar
  6. A veces resistir en un vaso de agua es más difícil que resistir en el océano. En el océano sabes que lo que hay que hacer es nadar... pero ¿¿¿hacía dónde vas en el vaso de agua??? Es todo tan jodidamente difícil.

    ResponderEliminar
  7. Saber que se trata solamente de un vaso es un buen comienzo. Un muy buen primer paso.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. A veces las cosas nos superan pero el vaso sigue siendo el vaso, sólo te falta darte cuenta, de que puedes, de que lo conseguirás, de que si empujas contra las paredes el vaso se vuelca y tú te liberas. Los demás a veces reprochamos las quejas porque no sabemos como animar.

    ResponderEliminar
  9. Si es solo un vaso de agua, tranquilo por muy lleno que este te cabe en la tripa, animo!!!!

    ResponderEliminar
  10. Quizá quien te lo reprocha no lo sabe todo...así es muy difícil ayudar. Y esas ligaduras? Te las has puesto tú?

    ResponderEliminar
  11. Hay un remedio infalible para no ahogarse: coger aire y flotar. Y esperar a que pase todo lo demás. Respira hondo. Más veces. Flota.

    ResponderEliminar
  12. Jauroles, seguro que te has encontrado alguna vez en una situación parecida...bien, pues piensa qué hiciste entonces para mantenerte a flote.

    ResponderEliminar
  13. No la tragues, bebela a sorbitos, sin prisas y asi poco a poco veras que va desapareciendo ese agua que te ahoga y ahora te parece tanta.

    No intentes arreglarlo y comprenderlo todo de golpe, a sorbitos ( a mi me ayudó)

    ResponderEliminar
  14. No te ahoges en el vaso, BEBETELO! ;)

    ResponderEliminar