miércoles, 6 de junio de 2012

Sin humos

Hoy hace un año que dejé de fumar. Para ser exactos, hoy hace una año que Lunar y yo dejamos de fumar, puede que alguno lo recordéis. Las primeras semanas fueron difíciles y mucha gente dudó que lo consiguiera, de nuevo… Y supongo que no les faltaba razón teniendo en cuenta que tras dejar de fumar en año nuevo de 2009, recaí poco más de un año y cuatro meses después.

Así que supongo que aunque hoy cumpla un año sin humos, aún no estoy fuera de peligro de recaída. Para ser sinceros, he de decir que aún a día de hoy a veces me invaden las ganas de dar una caladita... En cambio Lunar dice que ya no le llama la atención el tabaco, que por nada del mundo volvería a fumar. Que suerte tiene la jodida...

La verdad es que a mí siempre me ha gustado fumar, desde bien pequeño ya me atraía enormemente la idea. Dice mi madre que con 6 o 7 años, siempre que mi padre se encendía un cigarrillo me quedaba embobado mirando como fumaba, como el humo le envolvía, que ya a esa edad reclamaba que me dejasen 'chupar el tubito' y que me encantaba jugar a que fumaba usando lápices e incluso robándole algún cigarro de los de verdad a mi padre.

Tanta era la obsesión, que mi madre afirma que mi padre dejó de fumar porque se empezó a sentir mal pensando que me estaba inculcando la idea de que fumar era bueno. Pero mi padre dice que lo dejó simplemente porque se lo sugirió el médico, no sé cual será la versión verdadera… El caso es que con 14 o 15 años empecé a fumar. Primero a hurtadillas y ya con los 18 recién cumplidos sin esconderme de nadie, por mucho que le pesase a mis padres...

En fin, que os mentiría si os dijera que ya no me atrae la idea de fumar, si os contara que me molesta el humo… No os imagináis la de veces que le he dicho a mis amigos fumadores que no me echen el humo encima porque me molesta, y ellos siempre me dicen: ‘vaya, qué típico, hace nada fumabas como un carretero y ahora de repente te molesta el humo…’ Lo que no saben es que no me molestan, que en realidad me están incitando, que me entran ganas de darles un tortazo con una mano y robarles el cigarro con la otra para darle una inmensa calada.

Echo en falta un cigarro con el café de la mañana, el cigarrito después de comer, el de después de cada polvo, fumar en el balcón bajo la luna, fumar en el coche mientras conduzco escuchando una buena canción… Aaaiinssss, pero no me quiero estresar, fumar es malo para la salud y todo eso, anda que no lo noto a la hora de hacer deporte, y que me decís de la tos matutina, ya ni me acuerdo, y lo poquito que me he resfriado este invierno…

Así que creedme: dejarlo compensa. Sí, creo que en general compensa. Y además estoy orgulloso. Orgulloso de haber logrado este añito sin humos… Por lo que creo que debería conseguir un piti y celebrarlo… ¿Alguien tiene fuego? ;P

5 comentarios:

  1. Un año sin humos, a por otro año más! No recaigas ahora que ya has pasado lo más difícil. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Yo hace mucho que no me paso por aquí, pero si que estaba cuando decidiste dejarlo, fuisteis unos cuantos bloguers que parece que os habíais puesto de acuerdo pues leí varios post sobre que dejabais de fumar, me alegra mucho saber que aun sigues manteniendote a pesar del deseo que te impulsa a dar una caladita de nuevo, felicidades a Lunar y a ti y ojalá el próximo año haya otro post como este.
    SALUD y si que tengo fuego pero para quemar el piti lejos de tu boca jajjajajaja
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo no he fumado jamas...
    Pero te comprendo por que mi madre llego a fumar 3 paquetes diarios (si una locura) hace mas de 6 años que no fuma y dice lo mismo que tu. que aun le apetece y que el olor no le molesta lo que le da es mas ganas.
    En cambio tambien conozco gente que pasa de encantarle mientras fuma a darle verdadero asco.

    Así que esta claro que hay dos tipos de exfumadores y a ti te ha tocado el jodido...

    Es lo que hay! intenta recordar todas las ventajas cuando te entren ganas. Sobre todo lo de sentirte orgulloso!! porque tienes razones para ello.

    ResponderEliminar
  4. Qué grande el último párrafo jajaja.

    Yo he probado el tabaco pero nunca llegué a ser fumador. No sé lo que se siente al dejarlo realmente. Pero sí conozco a una amiga que ha intentado dejar de fumar 2 ó 3 veces. Siempre parece que lo va a conseguir y de repente se topa con un problema personal y recae. A veces simplemente se pone muy nerviosa en una conversación y se saca un cigarro del bolso. Entonces me pregunto: ¿has dejado de fumar pero llevas tabaco en el bolso? :s
    Espero que no te pase a ti, colega.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo que volver a dejarlo porqué lo deje durante dos años y por estrés recaí :(
    Un bravo por ti!

    ResponderEliminar