viernes, 22 de junio de 2012

Insomnio

Cada día me cuesta más dormir. Ha llegado un punto en el que le temo al momento de meterme en la cama. Supongo que es lo que tiene el enfrentarse y perder tantas veces contra el insomnio, que acabas por cogerle miedo. Y por cansarte.

Te cansas de escuchar siempre el mismo silencio. De observar el mismo techo. De tener los mismos pensamientos. Las mismas conversaciones con uno mismo. Las mismas ganas de dejar la mente en blanco. Los mismos métodos para tratar de conciliar el sueño. El mismo cuidado para no despertar a tu compañera de sábanas. La misma absurda pregunta de si mirar el reloj justo a las 2:34 tendrá algún significado. O si lo tendrá el hacerlo a las 3:45. Y así cada noche.

Y lo peor es que acabas acostumbrándote a ello. Aprendes a vivir con un media de cuatro o cinco horas diarias de sueño y encima no dormidas precisamente del tirón. Te familiarizas con las ojeras, con el cansancio y con el agotamiento. Incluso te habitúas a ese pánico a meterse en la cama, al temido momento de irse a dormir.

Dicen que darse de morros una vez tras otra contra el mismo muro primero duele, pero más tarde acaba simplemente por molestar. Es cierto. Al fin y al cabo uno acaba por acostumbrarse a casi todo.

(Buenas noches y felices desvelos.)

8 comentarios:

  1. Valeriana... yo se que los hombres por naturaleza sois reacios a tomar nada.
    Pero piensa que es algo natural que no es adictivo yo estaba igual que tu y me fue de perlas.
    (si te decides a tomarla, como esa llevarla tiene un olor horrible te la recomiendo en capsulas )

    No te acostumbres a no dormir!

    ResponderEliminar
  2. A mí hay pocas cosas que me harían ser infeliz pero no dormir sería una de ellas.
    Lo siento, en eso sí que no te puedo dar ningún consejo, yo duermo como los ángeles.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Buff.. son poquitas horas.. un colacao calentito que?

    ResponderEliminar
  4. El problema es que te estás acostumbrando al insomnio y ya forma parte de tu rutina.
    Mal hecho, el cuerpo y la mente necesitan descansar. No puedes dormir tan poco y encima, no del tirón.
    Debes reacostumbrar el cuerpo al sueño, a dormir un mínimo de 6-7 horas seguidas, o llegará un momento en que no rendirás bien en el trabajo, estarás poco concentrado para las tareas diarias (como conducir), o incluso enfermarás.
    Te lo digo muy en serio, el tema del insomnio es muy peligroso.
    Por lo pronto, aunque te dé miedo, esfuérzate por acostarte más pronto de lo habitual. Una media de dos horas antes. No te acuestes tan tarde.
    Para ello, también es conveniente que cenes más pronto. Irse a la cama con el estómago lleno es contraproducente.
    Y lo que te han dicho, de tomarte una infusión de valeriana (o específicas para favorecer el sueño, las venden en todas partes) o un vaso de leche caliente con Cola Cao, está bien también.
    Al principio, te agobiarás. Seguro. Pero tranqui, es normal. Desconecta o silencia el móvil. Pon la mente en blanco (sí, sé que cuesta, pero hay que esforzarse). Ten en la mesita de noche un libro y cuando veas que te cuesta dormirte y te pongas nervioso, lee; o ponte la radio con los cascos bien bajita, como un susurro. Mejor gente hablando que música! Al final, caerás rendido, ya verás. ;D
    Así hasta que ya no necesites nada de eso.
    Sobre todo: intenta superar la tentación de ir a ver la tele, dar vueltas por la casa como un zombie y.... encender el ordenador!!!! Son tus peores enemigos para conciliar el sueño.
    En fin, espero haberte ayudado. Ánimo. El sueño siempre acaba venciendo, no lo olvides. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Todos los consejos que te ha dado la Gata me parecen buenos, pero yo añadiría: hacer relajación. Yo tengo unos archivos que grabé con el psicólogo. Hay una relajación estática y otra dinámica, se suele empezar por la estática. Durante un par de años tuve insomnio y me encontraba bastante mal, la relajación me funcionó. Poco a poco volví a recuperar el sueño y mi estado de ánimo mejoró.

    Aunque primeramente de todo descartaría (yendo al médico) que el insomnio no es por alguna causa física (hay enfermedades que pueden provocarlo). Y después si físicamente estás bien, podrías visitar un psicólgo, porque el insomnio, lo creas o no, tiene unas causas, y hasta que las causas no desaparezcan no podrás curarlo.

    biquiños.
    y que te mejores.

    P.d.: Si tienes interés puedo enviarte los archivos de relajación por correo electrónico, creo que todavía los conservo, aunque probablemente por la red encuentres algo parecido.

    ResponderEliminar
  6. Así estoy yo ultimamente, supongo que por los examenes y la calor, pero vaya coñazo, quiero dormir!! Espero que tu también vuelvas a dormir de un tirón xD

    ResponderEliminar
  7. Siento lo que te sucede, pero me alegran las sugerencias pertinentes y bien intencionadas de casi todos lectores; como suele suceder siempre hay alguien que sólo quiere escribir. Bueno, al grano, más allá de la consulta indispensable a un profesional, mi sugerencia es que no te enojes contra el insomnio. Si no tenés ganas de dormir, no te duermas, aprovechá a leer, ver tele, probar algún método de relajación, en fin, aprovechar el tiempo, que de todas maneras está perdido. Tal vez aceptar que por ahora tu sueño es así, sirva para regularizarlo.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos, de veras. Se agradece que lleguen el apoyo y los consejos cuando uno los necesita.

    Abrazos.

    ResponderEliminar