miércoles, 18 de abril de 2012

La Compi

Ya hace más de un mes que cambié de trabajo, y la verdad es que no esperaba ni mucho menos sentirme tan adaptado ya a estas alturas. Los principales culpables: mis compañeros... Aunque destacaría por encima de todos ellos a La Compi, a la que llamaré así por su costumbre de llamarnos 'compis' al resto de compañeros.

Precisamente la semana pasada ella me decía que le hicieron un favor al contratarme, que desde entonces se le hacía la jornada laboral más entretenida. Yo, por mi parte, le confesé que era mi compañera favorita, que me sentía como si la conociera hacía muchísimo más tiempo... Y es que se parece tanto a mí, que a veces la escucho y pienso que soy yo mismo el que habla. Como esas veces que vas a decir algo y un segundo antes alguien lo dice por ti.

Lo más curioso de todo es que la primera vez que hablé con ella no me imaginé ni de lejos que podríamos llegar a llevarnos tan bien en un futuro tan próximo… De hecho, tras nuestro primer encuentro, hasta me quedé un tanto preocupado por la primera impresión que se habría llevado de mí. Puede que algunos recordéis la anécdota, puesto que hable de ella en esta entrada… ¡Sí, es ella! La chica a la que le solté el rollo en mi primer día de trabajo... ¡¿No es una maravillosa coincidencia?!

Entre sus múltiples cualidades cabría destacar que es tremendamente extrovertida, habladora, inquieta y entusiasta. Luce sonrisa de Amelie unos días y mueca de mujer fatal los otros. Y su mayor defecto es que en ocasiones es algo chillona y malhablada; pero se le perdona, porque es capaz de hacer mil cosas a la vez mientras habla por teléfono y encima te responde cuando la interrumpes, aunque sólo sea para insultarte…

Me encanta cuando comparte conmigo sus vivencias junto a su novio de toda la vida (como dice ella), se le cae la baba cuando me enseña sus fotos en el móvil, y me gusta dejarme llevar por su voz mientras me relata mil y una historias de amor junto a él, y ver como disfruta contando hasta el más mínimo detalle, y como me roza las manos o me agarra del brazo en cada momento culminante de la historia, en cada pensamiento íntimo, en cada idea, en cada ilusión…

Y me gusta aún más, si cabe, que también sepa escuchar cuando yo explayo con todo lujo de detalles, y cada vez con más confianza, mi vida privada con ella.

Pero siendo justo he de decir que, aparte de
La Compi, hay otros compañeros que han hecho posible mi rápida adaptación, otros a los que día tras día voy descubriendo y conociendo más a fondo, otros de los que seguramente escriba cualquier otro día…

17 comentarios:

  1. Jo que bien!!! Que relacion mas chula asi pasa el dia volando. mis mejores amigos los conoci asi.

    ResponderEliminar
  2. un buen compañero/a es un lujazo!!
    biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Estar a gusto en el trabajo es un lujo.

    ResponderEliminar
  4. Qué agradable es encontrarse con gente maja. Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte. Yo tengo unos buenos compañeros y la vida a diario se ve de otra manera. No quiero ni pensar la gente que no soporte al de al lado durante 8 horas al día.
    Me alegro muchísimo por ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. No sabes la SUERTE que tienes... yo no puedo decir lo mismo, y a veces, venir a trabajar se hace una lenta tortura, pero es lo que me ha tocado, la resignación es una palabra que conocí aquí, en mi oficina (5 años voy a hacer ya)
    En mi trabajo, es fácil cambiar de oficina, aunque ahora las cosas no están muy bien, y por consiguiente nuevas caras, nuevos compañeros etc... pero a veces pienso, "más vale malo conocido... que bueno por conocer!"

    Un abrazo
    destroy114

    ResponderEliminar
  7. No sabes cuanto me alegro, eso lo hace todo mucho más fácil!! :-)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. Uy uy uy, mucho feeling veo yo en esa relación, jajajaja. Es broma. Yo la verdad es que también tengo muy buenos compañeros y la verdad es que se hace muchísimo más ameno el trabajo, da gusto ir a trabajar así.
    Besos y susurros muy dulces

    ResponderEliminar
  9. Qué bien, intuyo el nacimiento de una amistad duradera y preciosa :)

    ResponderEliminar
  10. Pues si... me entretubiste por eso con tu permiso volveré !;)

    La verdad que es una maravilla trabajar con gente con la que simpatizas, el día a día se hace menos pesado hasta que por fín llega el ansiado viernes... ese es mi caso.
    El tuyo, intuyendo por tu descripción que ya tienes favoritismos con relación a tus compañeros... y quizá los otros no lleguen a ser tan importantes :D.

    Un saludo y un placer

    ResponderEliminar
  11. Nada mejor como sentirse agusto en el curro. Como saborear ese dulce sabor que la incipiente amistad deja tras el paladar.

    ResponderEliminar
  12. Es una suerte que te guste alguien del curro. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  13. Que bien! En mi anterior trabajo el ambiente era chungo y me tenían amargada; es genial llevarte bien con tus compañeros, y si encima hay esa conexión con tu compi, aún mejor :-)
    Montones de besos!!!

    ResponderEliminar
  14. El buen ambiente en el trabajo es fundamental. Nosotros somos 25 y puedo decir que no me llevo mal con nadie, de hecho todo el mundo creo que me tiene bastante aprecio (que modesta soy...)
    Me alegro por este primer mes en tu nueva vida!

    ResponderEliminar
  15. Yo como la mayoría de España no tengo trabajo, así que no tengo compañeros de trabajo, jaja! Pero me alegro muchisimo de que en tu cambio estes a gusto. Muak.

    ResponderEliminar