viernes, 2 de marzo de 2012

El soldadito de plomo

El próximo lunes día 12 empiezo en mi nuevo trabajo. Y, como en mi actual empleo me debían unos días de fiesta, aprovecharé para tomarme la semana que viene enterita de vacaciones. Aunque bueno, teniendo en cuenta que Lunar y yo estamos en plena mudanza y acondicionamiento de nuestro nuevo pisito, me temo que no voy a tener mucho tiempo para descansar ni mucho menos para aburrirme…

Pero el caso es que hoy ha sido mi último día de trabajo en el que ha sido mi empleo durante más de cuatro años. Ha sido un día de todo menos tranquilo. Un día raro y a ratos incómodo, pero aún así esperado y largamente deseado. Un día de despedidas. Aunque de algunos no he querido ni despedirme, lo siento, pero no soy un hipócrita… A otros los echaré de menos.

Han sido más de cuatro años de trabajo y creo que en el primer año ya aprendí casi todo lo que podía aprender en él. En los tres años y pico restantes, tan sólo he aprendido una cosa: a callarme. He descubierto que la sinceridad a veces no trae consigo ningún beneficio. Que la verdad a veces no es otra cosa que una valiosa arma. Si la sabes ocultar hasta el momento oportuno, podrás utilizarla a tu favor. Pero si la revelas a destiempo, te desarmarás a ti mismo… Todos deberíamos aprender esto lo antes posible.

En definitiva, hoy ha sido un día de sentimientos contradictorios. Un día de circunstancias y si me apuras hasta de nostalgia. Pero un día feliz. Un día que ya tiene las horas contadas y que me acerca a nuevos horizontes…

Ahora mismo me siento como si me hubiera desecho de un solo plumazo de doscientos mil problemas. Sé que posiblemente pronto llegaran otros nuevos, pero hay que ver lo bien que sienta poner el marcador a cero. Hacer borrón y cuenta nueva. Ver al sol esconderse lentamente tras un inmenso mar en calma y poder asistir a ese bello atardecer sin soportar sobre los hombros una mochila llena de pesadas piedras. Poder sentarse plácidamente a esperar sin lastres el siguiente amanecer... Expectante, ilusionado e incluso un tanto inquieto...

Hay días que uno se siente como un soldadito de plomo surcando los océanos en su barquito de papel. Así de frágil; así de valiente. Libre.

13 comentarios:

  1. Sí señor. Me has transmitido tu ilusión. También me has recordado el día que tuve que despedirme de la gente de mi trabajo. Buenos recuerdos.
    Mucha suerte en tu nueva etapa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Para ti el año nuevo, vida nueva empieza hoy 2 de marzo! Tomate las uvas si hace falta... y disfruta! Saborea los momentos!
    Suerte!

    ResponderEliminar
  3. ¿Has visto?... Pues eso!!.. A Disfrutar como un petardo....

    ResponderEliminar
  4. Mucha suerte, Soldadito! Agárrate con firmeza al mástil pero cierraslos ojos y no dejes de sentir la brisa en tu cara ;)

    ResponderEliminar
  5. Animo con el comienzo. Los principios siempre son duros pero gratificantes.

    ResponderEliminar
  6. Esa ilusión, esas ganas, esa decisión que ha vuelto con más fuerza, la deberíamos tener siempre presente.

    Mucha suerte, aunque sé que no te hará falta.

    Besos!
    Quejica

    ResponderEliminar
  7. Me alegro un montón de que hayas salido de ahí.

    Comienza una nueva etapa,,la cosa promete: Curro nuevo, casa nueva,,,Lo único que no me gusta es que si Lunar no sabe que tienes un blog, puede que te veamos menos por aqui...Pero esa será otra guerra, jajajajaja.

    Lo dicho, me alegro un montón, y quien no salta no gana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Empiezas un nuevo ciclo personal... mucha gente se queda estancada en el mismo círculo vicioso toda la vida... tú ya has roto el tuyo... a por otro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. enhorabuena por esa maravillosa sensación. Por ese estupendo momento. Saborealo con calma y pasión.

    ResponderEliminar
  10. Siempre se empiezan las cosas con más ganas y mucha ilusión, por lo que veo no te vas a aburrir, espero que te vaya genial y lo más importante concéntrate en ser feliz.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Pues nada mucha suerte, ya nos irás contando
    Ah y me parece bien eso de no ser sincero, yo he tomado nota

    besos

    ResponderEliminar
  12. Felicidades! que bien describes tus sensaciones! me ha encantado que sientas que te quitas un peso de encima y que comienzas de nuevo.
    Es una gran sensación!

    A disfrutar a tope de esa semana de "descanso"
    vas alucinar cuando comiences a trabajar y casi casi te traslades! saldras de un casa nueva en la que vives ya acompañado a un nuevo trabajo!

    lo mio de sentir que estoy de vacaciones en un hotel se va a quedar a la altura del betún.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena!! Ves?? Tanto miedo, y te están saliendo las cosas rodadas...
    Tanto tiempo esperando cambios en tu vida, y ahora se agolpan todos juntos.
    Mejor así!
    ES hora de cerrar una etapa y de abrir una nueva.
    Todo va a ir muy bien. Ánimo y suerte!! ;)

    ResponderEliminar