martes, 6 de marzo de 2012

De la mudanza al posible fin del blog

Lunar y yo hemos pasado estos últimos días pintando, amueblando y mudándonos a nuestro nuevo piso. Así que hemos estado muy liados gastando dinero comprando mil y una cosas, eligiendo entre una amplia gama de colores para pintar nuestras paredes, montando muebles y pidiendo comida a domicilio... Y, bueno en realidad aún queda mucho por hacer; pero digamos que la parte más dura y fundamental ya esta terminada.

Ha sido un placer poder contar con el inestimable apoyo de mano de obra barata: nuestros amigos, amigas y algunos familiares que han arrimado el hombro, unos más que otros, en la medida que sus rutinas se lo han permitido. Y todo esto únicamente a cambio de una rancia porción de pizza y alguna que otra lata de cerveza. Si es que hay gente fácilmente sobornable…

Pero no nos engañemos, lógicamente, la parte más dura de la mudanza nos la hemos comido entre
Lunar y yo a solas: pintar hasta medianoche, levantarnos el domingo a las nueve de la mañana o pelearnos con los transportistas de Ikea, entre otras cosas.

Durante esos primeros momentos de soledad en nuestra nueva vivienda
Lunar y yo hablábamos muy poco, concentrados y atareados en lo mucho que faltaba por hacer. Pero pronto empezaron a llegar las primeras discusiones, las típicas: que si no tienes ni idea de pintar, que si me ha salido una yaga en la mano porque tus destornilladores son una mierda, que si no me sobes el culo, ya sabéis, las típicas peleas…

A medida que pasaban los días y al ver que nuestra nueva casa ya iba cogiendo forma, nos fuimos relajando y empezamos a tomarnos las cosas con más calma, y de nuevo volvimos a hablar lo justo y necesario. Y no deja de ser curioso, puesto que
Lunar y yo somos charlatanes por naturaleza... Supongo que fue nuestra forma de reaccionar ante el cansancio.

La primera noche que dormimos en nuestro nuevo hogar, en nuestra nueva cama,
Lunar parecía estar extenuada. Abatida. Ella no me dijo nada, pero yo supe que necesitaba un abrazo. Así que se lo di junto con un beso. Yo hubiera querido acunarla entre mis brazos hasta ver como se dormía. Pero pensé que a Lunar le parecería excesivo. A ella no le gusta dar una imagen de mujer frágil.

En ese momento caí en la cuenta de que cuánto más cerca estamos los dos, menos tenemos que hablar para entendernos. Como si de repente nos hubiéramos convertido en un matrimonio que se conoce a la perfección. Y me asusté, porque me dio la impresión de estar completamente al desnudo ante ella.

Entonces pensé en este mi blog y me alivió la idea de seguir teniendo un espacio exclusivamente mío. Pero el alivio fue momentáneo, pues de inmediato entendí que mi manera de concebir el blog de repente se había vuelto insostenible...

Y, pensándolo, creo que está claro que tengo dos opciones: mostrárselo a
Lunar y desnudarme del todo o bien abandonarlo. O tal vez, como mucho, actualizar y seguir vuestros blogs muy de tanto en tanto, cuando ella no esté (como ahora), desde el trabajo, desde el móvil, no sé…

En fin, admito que todo esto puede parecer una auténtica chorrada, pero el caso es que hay entradas que no tengo del todo claro si me gustaría que ella leyera y otras tantas que no estoy seguro si ella querría leer... Me vienen a la cabeza entradas de nuestros inicios, sobre mi ex, de mis dudas y más dudas, algunos cabreos, alguna que otra intimidad aireda… Y, la verdad es que no me gustaría tener que borrar cosas del blog; pero tampoco me atrae, ni mucho menos, la idea de desaparecer de la blogsfera.

Me temo que, como siempre, el tiempo dirá en que queda todo esto…

Buenos días a todos, y por primera vez, desde mi nuevo hogar.

21 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente. Jauroles tú me conoces, voy a cerrar un blog y estoy creando otro precisamente por eso, porque por motivos varios prefiero el anonimato de la blogosfera. Si algún día tengo pareja, no creo que se lo enseñe, hay cosas demasiado personales. Y si lo tengo que actualizar a escondidas lo haré, al fin y al cabo todos tenemos nuestros pequeños secretos. En breve te envío un e-mail y te digo quién soy.

    Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. pues tendrás que sopesar y escoger la mejor opción.


    biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el anonimato puede llegar a ser imposible e incluso diré ¿qué aporta?. Yo pasé por una muy mala época en la que vomité gran parte de mis sentimientos y ahí siguen, forman parte de la historia, mi historia, nuestra historia, y ni me regodeo en ella ni pienso que otras partes implicadas lo hagan, es más, sospecho que nadie caerá ahí salvo error.
    Si algo no quiere darse a conocer, mejor no publicarlo y callarlo para uno mismo. A mí me dijeron una vez: "que tu mano izquierda no sepa qué hace la derecha", y en algunos casos puede ser incluso mejor.

    ResponderEliminar
  4. Quizás necesites un tiempo sin publicar y siguiéndonos en silencio y como tu bien dices el tiempo dirá... pero no nos dejes sin saber como va tu nuevo trabajo y un poquito de tu nueva vida, vale?
    Muak

    ResponderEliminar
  5. Pero bueno!!!!!!! Tú sigues siendo tú ante todo. Debes seguir teniendo tus cosas sólo tuyas como ella las suyas. No cometas el error que todos hacemos en ese momento. No dejes de tener tu espacio, de verdad que dentro de un tiempo te vas a arrepentir.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Creo que cometerías un grave error si cierras el blog. ¿Porqué cerrar algo que te proporciona independencia en una parte de tu existencia? ¿Porqué renunciar a expresar aquello que sientes, que anhelas, que deseas desde lo que realmente y exclusivamente es tuyo? Quien escribe un blog desde el anonimato, puede sentirse realmente libre, dueño único de las riendas de su vida.

    Te animo a que sigas escribiendo, ya sea solo por puro egoismo, porque a mi, me encanta leerte.

    Un sincero abrazo...
    destroy114.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. He empezado a leerte hace poco pero cuando he visto esta entrada, ¿qué quieres que te diga?, me da pena que cierres ésto. Por otro lado entiendo los motivos.

    ¡Ánimo a la hora de tomar tu decisión!

    Por lo demás, eres un crack!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Si cierras el blog, perderas ese espacio que dices que te gusta tener solo para ti, y teniendo en cuenta que el resto de espacio que tenias antes viviendo solo, ya no estará, mejor mantener este no?

    Cuando publicar... escribelo en un word en el trabajo y publicalo en un momentito en casa.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿estas seguro? ,piensalo bien siempre tendrás tiempo de escribir, me da mucha pena que cierres esto, eres de los 1º por no decir el 1º del que fui seguidora, pero bueno si ya lo tienes claro...

    Petons.

    ResponderEliminar
  10. Haz lo que sientas pero ten en cuenta una cosa: si te desnudas no habrá vuelta atrás.

    Es un espacio que has querido mantener en el anonimato y que, probablemente, vuelvas a necesitar.

    En cualquier caso, suerte en vuestra nueva vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Yo digo como James Bond.... "Nunca digas nunca jamás"... es una palabra muy anulativa;)

    ResponderEliminar
  12. Poniéndome en el lugar de Lunar. A mi personalmente no me gustaría nada leer tu blog.

    Pero claro, yo soy yo y Lunar es Lunar.

    Puedes dejarlo en standby y a ver que pasa :) Nosotros seguiremos por aquí.

    ResponderEliminar
  13. Pero por qué tienes que renunciar a tu rinconcito de desahogo ahora que vives con ella?
    Qué tiene que ver una cosa con la otra?
    Es NECESARIO y SALUDABLE conservar nuestras parcelas de intimidad por mucha pareja que tengamos. Todos debemos mantener nuestro espacio, no se debe entregar todo al otro, a nadie en realidad.
    Compartir sí, dejar de ser nosotros mismos para convertirnos en parte indisoluble del otro, jamás.

    Jauroles, siempre tendrás algún hueco para escribir y publicar. No lo cierres. No lo dejes por eso. No te sientas obligado porque no lo estás. Y mucho menos estás obligado a enseñárselo a ella. Seguramente no le gustará leer ciertas cosas. Al final, tu buena voluntad te originará más problemas que otra cosa.

    Mi opinión es que debes mantener este espacio si sigues deseándolo y no tienes que sentirte mal ni culpable porque ella lo desconozca. Forma parte de tu intimidad más privada. Esa que no tenemos por qué regalar a nadie, por mucho que lo queramos y eso no significa que la queramos menos.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. nOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  15. :-O Espero que, aunque le dediques menos tiempo, no desaparezca... Un besote!!

    ResponderEliminar
  16. Buenos días y espero que no sea un adiós.

    ResponderEliminar
  17. No puedes cerrarlo, no puedes hacernos esto¡¡ Es mucho tiempo pasando por aquí a ver que cuentas...sería como bajar al bar de siempre y encontrártelo cerrado. No creo que sea sano para tí que lo cierres.

    Mi blog no es precisamente anónimo. Cuento mi vida abiertamente, ya lo sabes, y bien es cierto que me limita bastante a contar según que cosas....pero tengo la total libertad de sentarme en el sofá de casa con Maku al lado y dar rienda suelta a mi cabeza,,y eso no tiene precio. Sal del armario¡¡¡ Es lo que yo haría,,y si es necesario revisar y borrar, será mucho mejor que cerrar o acabar liberándote en sus ausencias...mi consejo, sal del armario. Díselo, y se libre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Te hablaré desde mi experiencia personal, porque en esto de los blogs y pareja tengo un tiempo recorrido.
    No cierres esta ventana, este mundo, solo porque alguien pudiera hacerte un reclamo o cuestionarte ciertas cosas.
    Lo que te escribieron en otro comentario es MUY cierto, si yo fuera Lunar, no me gustaría leer ciertas cosas tan tan tuyas, podría cuestionarse detalles, podrían surgir conversaciones incómodas...
    Yo usaba el blog por el que dejaré el comentario como válvula de escape, recién empezaba a vivir en pareja y no era nada fácil, un día lo leyó de p a pa y si, surgieron los cuestionamientos, las dudas, ciertos problemas ¿Qué ocurrió? seguía escribiendo pero ya me sentía intimidada, limitada,
    mi blog antes se llamaba el Cofre de Pandora y llegó a ser eso una verdadera caja de sorpresas.
    El año pasado por junio lo cerré una semana, me lo pensé y abrí Bitácora Simple, donde para nada explayo mi vida personal como tal, vamos que no vomito la cotidianidad de la pareja donde unos días son de luna de miel pero otros muchos son eso, días de pareja al fin y al cabo.
    Tengo bajo la manga otro blog llamado Dentrosicalipsis, donde yo solita tengo la llave (aunque es abierto al público) y si bien es una novela, siempre algo de mi yo más íntimo sale, sin cuestionamientos, sin problemas
    Así que ya tienes para meditar,
    Besitos,
    desde las alturas
    PD: esto de los blogs llega a ser un vicio, una válvula de escape, sana por demás, así que dudo mucho que te cierres por completo a ella.

    ResponderEliminar
  19. Yo... tendría las mismas dudas, pero al fin y al cabo... esto es como un diario personal y... la gente que le gusta escribir sus pensamientos, no deja de hacerlo cuando se "junta" o se casa, ni se siente mal por no dejar a su pareja que lea su diario, no?
    Da tiempo al tiempo y ya irás viendo cómo salen las cosas; lo mismo en una conversación sin importancia sale el tema y a ella le parece bien esa parcela de "intimidad".
    Un besazo grande... te echaríamos mucho de menos...
    PD: y aunque pueda haber cosas que no le hicieran mucha gracia... hay otras entradas de las que me acuerdo... que ya me gustaría a mi que alguien me dedicara como tu hiciste con ella!

    ResponderEliminar
  20. A ver guapetón, vamos a ver como te lo digo, No cierres nada! Este es tu espacio, tu sitio de desahogo,tu lugar donde cuentas, dices y plasma como te sientes en ese momento. Lo que tienes que hacer es tener tu pc sólo para ti y que Lunar use el de ella.

    Las personas necesitan su espacio, su momento de soledad, de pensar, de hacer el tonto. No por irnos a vivir con alquien tenemos que estar pegados a esa persona como una lapa y no dejarle ni respirar. Hay que dejar que las personas como te digo tenga su espacio propio.

    Yo te diré que tengo mi blog como escape, donde pongo muchas veces como me siento o pienso, donde escribo cosas que a veces no me atrevo a decir en persona,más cuando son de sentimientos, soy así, que le voy a hacer.

    En fin, que espero no lo cierres y sigas con nosotros.

    un beso y suerte en esta nueva etapa

    ResponderEliminar