domingo, 26 de febrero de 2012

Solteros de oro

Ha llegado un punto en el que me molesta sobremanera que me digan que he cambiado como algo malo. Y lo que más me molesta es que lo hagan personas que a mi entender se han quedado estancadas, involucionables o que tienen un comportamiento, digamos, anacrónico en lo que a su edad se refiere…

Perdonad que ya no sea aquel mocoso que se colaba el fin de semana en el gimnasio del colegio en busca de balones gratis.
Perdonad que no me comporte como aquel niño que se peleaba semana sí semana no a las cinco a la salida del colegio.
Perdonad por no ser aquel chaval de 15 años que le robó el casco a un guardia urbano despistado.
Perdonad por no continuar siendo ese adolescente que nunca pagó un billete de tren.
Perdonad que ya no salga de fiesta cada jueves, cada viernes, cada sábado, cada domingo.
Perdonad que cuando me dé por salir ya no crea oportuno consumir ni cocaína ni mdma y que me conforme sólo con unos cubatas o unas cervezas.
Perdonad que quiera volver a casa antes de las 12 del mediodía siguiente, que no quiera pasarme dos días sin dormir y que no necesite atiborrarme de
trankimazin o diazepam para poder hacerlo.
Perdonad por dejar de ser ese mamarracho que conducía a 180 por la AP-7 con sus capacidades totalmente mermadas por el alcohol y otras sustancias.
Perdonad si ahora procuro pensar un poco antes de actuar.
Perdonad por empezar a tener en cuenta las consecuencias.
Perdonad por preocuparme de las personas que me quieren y procurar que no sufran por mi culpa o por mis actos.
Perdonad si he aprendido que el fin no justifica siempre los medios.
Perdonad por elegir ser un rebelde sólo si existe una causa.
Perdonad por aburriros hablando de pisos de alquiler o trabajo pudiendo pasar el rato explicando con pelos y señales con quién, cómo y cuantas veces he follado o follaría.
Perdonad que me ría cuando os veo buscar una cita hasta debajo de las piedras o mendigar por un polvo con una desconocida mientras os oigo mentiros a vosotros mismos afirmando que estáis muy bien solos.
Perdonad si soy feliz en pareja y no me creo la leyenda del soltero de oro.
Perdonad si he decidido compartirlo casi todo con ella.

Y perdonadme sobretodo porque, aunque no queráis daros cuenta, vosotros también habéis cambiado… En la discoteca ya no sois el alma de la fiesta, ahora os arrastráis por la pista como zombies. Ya no ligáis, ahora directamente acosáis como babosos. Y me refiero a vosotros. A los que entre semana os amontonáis como borregos en gimnasios para cultivar vuestros bíceps y vuestro maltrecho ego frente a amplios espejos. A los que, inexplicablemente y sin venir a cuento, de repente os entusiasman la música y las clases de salsa.

Así que perdonad, pero creo que todos hemos cambiado. Y vosotros, a mi parecer, os habéis vuelto ridículos…

15 comentarios:

  1. Los cambios son necesarios y sanos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta lo que dices, y TIENES RAZÓN!!! Y además, de mayor quiero un novio como tú jejeje.

    Besos!
    Quejica

    ResponderEliminar
  3. toma eso... menos mal que has cambiado!

    bqñs,

    ResponderEliminar
  4. Pues menuda perla eras, no Jauro??? claramente has cambiado para mejor y ellos han degenerado aún más :P
    No pueden sino darme lástima ellos (y un poco de vergüenza ajena) y admirarte ati porque has madurado y has mejorado como persona!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hay que evolucionar, es ley de vida. Quien no evoluciona ...

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que hayas cambiado, es logico y normal los que no son normales son ellos y estoy segura que tu eres infinitamente mas feliz que ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Todos cambiamos, que hay de malo en eso?? Y si es para mejor, pues doblemente bueno!! No tienes que pedir perdon a nadie!! Disfruta de como eres tal y como tu quieras!!

    ResponderEliminar
  8. Como dice Quejica... yo quiero un novio como tu, jaja con 4 dedos de frente y con lógica dentro de la cabeza!

    ResponderEliminar
  9. Esta usted perdonado,de todos sus pecados, me apunto igual que Quejica y Princesa, quiero un novio como tu con dos dedos de frente y que sepa ver lo bonito del dia a dia y la importancia de saber vivir.

    Todos cambiamos unos a mejor (como tu) y otros pobrecillos no saben cambiar, ains que se le va a hacer.

    petons.

    ResponderEliminar
  10. Perdona por ser otro estúpido dejandlote comentario

    Perdona si te digo que este blog solo se entendería desde la ironía y no desde al estupidez (quiero pensar así)

    Perdona si te digo que esa imagen de yonki que nos has contado no se cura en dos días y que estás distorsionando la realidad

    Perdona si te te digo que tu blog no debería ser muy apto para menores, son muy vulnerables y se lo creen todo

    Perdona si te digo que yo, si fuera mujer, no querría un golfo como tú, mi edad mental no me daría para caer tan bajo



    CON LAS DROGAS NO SE JUEGA.

    ResponderEliminar
  11. Nene, estoy contigo, todo evoluciona y nosotros no podemos quedarnos en los quince, sobre todo por que no los tenemos, ja ja ja:
    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. ¡Vírgen Santa del Amor Hermoso! Pues sí que tenías tú peligro... La evolución lleva consigo algunos cambios y la madurez ni te explico. Es bueno mantener un punto de locura y niñería porque nos aferra a lo que fuímos pero está bien observar nuestra evolución con perspectiva.
    Amiguete, se le saluda!!!!

    ResponderEliminar
  13. Sabes qué? Haces una muy fuerte crítica y déjame decirte que te quedó muy bien, además del tono de ira que de sobra se te nota. Pero déjalos, de sobra sabemos que tú eres más feliz.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Hay veces que a las personas les molesta que uno avance porque les recuerda que ellos siguen estancados y por aplican eso de que "la mejor defensa es el ataque" Bien por ti que has sabido vivir lo que se debe vivir en cada etapa de la vida y luego avanzar, no quedarte estancando tratando de retener vanamente el paso del tiempo.

    ResponderEliminar