jueves, 26 de enero de 2012

¿Qué buscamos?

A veces, contra todo pronóstico, te sorprende como la toma de una cierta decisión conlleva el tener que tomar otras tantas decisiones una tras otra. Es entonces, precisamente cuando creías que ya todo estaba decidido, que empiezan todas las dudas.

Y así estamos Lunar y yo, contrariados por este inesperado giro de los acontecimientos, y con decenas de decisiones por tomar, sopesar, negociar y discutir.

¿En qué zona vivir? ¿Algo provisional o bien pensamos a largo plazo? ¿Cuántas habitaciones? ¿Amueblado? ¿Cuánto estamos dispuestos a gastar? Y así, un largo etcétera...

9 comentarios:

  1. Pero era el paso que querias dar, asi que estas son las consecuencias, bonitas consecuencias! Miralo positivamente!
    Muak

    ResponderEliminar
  2. El truco es empezar por la decisión más básica y luego irlas desgranando poco a poco. Si no, acabarás atorado.

    Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Eso son cuestiones secundarias, que hay que hablarlas, si, pero lógicamente eso va detrás de la decisión principal...ya verás qué bien!!

    ResponderEliminar
  4. Así tenéis tema de conversación para los próximos meses. Luego empezaréis a pensar en otra cosa... lo importante es tener siempre algo que decidir y avanzar.

    ResponderEliminar
  5. Disfruta de los preparativos de tu futuro.

    Besos!
    Quejica

    ResponderEliminar
  6. Tomar decisiones es lo mejor de esta vida y no encontrarse de pronto diciendo ¿cómo he llegado hasta aquí?



    bss

    ResponderEliminar
  7. Era tu ilusión, así que disfruta de cada decisión y verás como todo va sobre ruedas.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Pero que dicessssssssss, a vivir juntos??? gran paso ese!

    suerte
    besos

    ResponderEliminar
  9. Caaaaaaaaaaaalma. Lo más importante es que la decisión gorda está tomada. Éstos son flecos que conseguireis controlar.
    Además los preparativos también deben ser emocionantes, no?
    Muaks!

    ResponderEliminar