martes, 24 de enero de 2012

Dos

Siempre tienes una sonrisa en cada ojo y un deslumbrante brillo en los labios. Amor en la punta de la lengua y todas las caricias en las yemas de los dedos. Tu pelo negro guarda el secreto del olor de algunas flores, pero aún no me has dicho cuales. Y en las plantas de tus pies siempre hace frio, debe ser por eso que siento décimas de fiebre cada vez que te abrazo. De tu piel nace un juego que tú y yo nos hemos inventado y a veces, sólo a veces, necesito morderte para que te pongas histérica y te tapes la cabeza con la manta. Así consigo dejar de mirarte la cara aunque sólo sea un instante, mi mayor vicio, y es que no puedo parar de admirarla de punta a punta una y mil veces, explorar todos sus pliegues, detenerme en cada una de sus motitas marrones y lamer los restos de chocolate caliente los días de lluvia y las migajas de panettone los días poco nublados.

Por esto y mucho más me gusta caminar a tu lado, seguir tus desvíos neuronales, arrastrarte a mis delirios insensatos, ver contigo alguna que otra serie con sabor a palomitas de colores y reírme junto a ti de lo mal que canta Calamaro.

Pero no esconderé que el final del verano y el principio del otoño nos pillaron un poco por sorpresa. Se nos helaron las mejillas, el chocolate y los planes. Nos confundimos en las maneras y cada uno tiró de la manta para su lado. Tú sin acelerador y yo sin frenos. Pero, entre tanta catástrofe local, llegó el invierno para tirarnos de las orejas y recordarnos las cosquillas en el estómago y los escalofríos en la espalda. Y menos mal, porque aun sin alejarnos, en algún momento llegamos a irnos demasiado lejos. Tú de mí y yo de ti… Aunque fue importante echarnos de menos y conocer la importancia de buscar el término medio. Aprender que hay que saber tomar las curvas del modo adecuado: si lo hacemos a una velocidad excesiva perderemos el control y si frenamos en plena curva derraparemos.

Y este ha sido el antídoto, el descubrimiento del año… Gracias a ello, a día de hoy, en nuestro segundo aniversario, estamos buscando pisito de alquiler… Nuestro futuro hogar.

14 comentarios:

  1. ¡!Sencillamente hERmosOOO...Muy Beautifull....

    ResponderEliminar
  2. HERMOSO...HERMOSO...COMO DICE LA CANCION...MUY BEAUTIFULL...5 COMENTARIOS......BYE...BYE...

    ResponderEliminar
  3. Ohhh, me alegro de que por fin os hayáis decidido. Eso sí te digo, si fuera ella, me gustaría leer esto.

    Besos!
    Quejica

    ResponderEliminar
  4. OOOhhhh! que bonito!
    Por fin!!!!!!!!
    A ver si vamos a ser vecinos ahora que nos vamos a traslador los 3!
    Me encantaria conocer a Lunar tiene que ser divina.
    Ah bueno y a ti también. :-PPP

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, un príncipe así se merece tener cerca a su princesa para tratarla como tal.

    Pero cuando vivas con ella no dejes de escribirnos eh?

    Muak!

    ResponderEliminar
  6. Ohhh, qué bonito, suerte en la búsqueda y suerte en esta nueva etapa, un beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Precioso!! Y la canción tambien me gusta mucho! Suerte con la busqueda!

    ResponderEliminar
  8. ¿Dos años ya? O_O

    Como pasa el tiempo!! Me alegro mucho por los dos! :D

    ResponderEliminar
  9. Hey! Me alegro! Algunos baches son sólo eso: baches.
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  10. Seurte amigo, mucha suerte.
    Te felicito. Es lo mejor que te he leido (al menos lo que a mi más me ha gustado. Enhorabuena)

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado!!!!! Precioso!!! Algo asi tan bonito de leer, solo lo propicia un sentimiento aún mas bello! Enhorabuena por tener lo que tienes , disfruta día a día de ello!!

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Lindísimo!
    Dos años? cómo pasa el tiempo...
    Enhorabuenaaaa, tenías muchas ganas de dar ese paso y por fin, ahora ha llegado el momento.
    Disfrutadlo. Sed felices :)

    Un beso, Jauro!

    ResponderEliminar