martes, 13 de diciembre de 2011

Treinta

Siempre me había parecido que quedaban muy lejos, pero ya están aquí. Sin saber muy bien cómo, me he plantado de lleno en los treinta. Sí, señores y señoras, niños y niñas, hoy he cumplido treinta años.

Treinta ya, me parece mentira, de la noche a la mañana me he convertido en un adorable anciano. De hecho puede que sin el adorable. Tal vez sea uno cascarrabias, que me pega más. O simplemente un viejo verde…

Y sí, ya sé que algunos me diréis que treinta no es nada, que aún soy muy joven, que la mejor etapa de mi vida está aún por llegar, que la edad es la que se siente en el corazón y no la que pone en el DNI… Blablablá, soy un viejo y punto. Pronto empezaré a subirme los pantalones más de la cuenta y a decir estupideces tales como que mi generación es ‘la última generación cuerda’. Si ya casi puedo notar la artritis entorpeciendo mis elegantes andares…

En fin, no me quiero poner melancólico, pero este cumpleaños me ha recordado a otros cuantos cumpleaños de esos que recuerdo como ‘especiales’:

Cuando cumplí catorce, por ejemplo. La EGB quedaba ya muy lejos; aunque apenas llevaba unos meses en el instituto. Sentía que dejaba de ser un niño, o eso creía, y afrontaba la vida con un descaro ahora envidiable.

O cuando cumplí los dieciocho, la mayoría de edad, quién no recuerda ese cumpleaños... Ya me veía como todo un hombre y creía que todo lo que me propusiera sería factible. Parecía imposible equivocarse y, si lo hacía, qué más daba, tenía todo el tiempo del mundo para volver a intentarlo. Tenía una total seguridad en mi mismo y en mis posibilidades. Sin fisuras.

O los veinticinco, la vida al límite, sólo existíamos yo y mis ideas, casi todas descabelladas. El resto del mundo daba igual. Bien podrían quedarme cuatro años de vida que ya serían suficientes, nada parecía ni bueno ni malo, simplemente todo me resbalaba. Nada parecía ser importante, y si lo era, ya me dedicaría a pensarlo mañana. O pasado…

Y ahora los treinta… ¿Qué como recordaré este cumpleaños en el futuro? Pues eso no lo sabré hasta dentro de unos años. Entonces sabré si hoy me equivocaba, si de verdad había logrado madurar aunque sólo fuera un poco, si había aprendido a no tropezar siempre con las mismas piedras.

Porque al fin y al cabo cumplir años se trata precisamente de eso. De darte cuenta de tus errores del pasado y prometerte a ti mismo que no los volverás a cometer. Prometerte que a partir de ese día enderezarás tu vida, te portarás bien, tomarás las decisiones acertadas.

En eso se parece un poco al día de año nuevo. Empiezas el día pensando en todo lo que vas a hacer a partir de entonces y lo acabas no sin cierta dosis de melancolía recordando aquellas cosas que dijiste que harías, pero que siguen ahí cogiendo polvo en el cajón de los propósitos, entre tus aspiraciones y tus sueños, amontonados unos sobre otros como lo harían un ridículo montón de calcetines viejos.

Treinta… Sí, seguramente no sean demasiados; pero a mí, ahora mismo, me parece tarde para casi todo.

(¡Jo! Y yo que empecé esta entrada pretendiendo escribir algo alegre...)

19 comentarios:

  1. Feliz cumpleaños, "abuelete"! :D Claro, que yo te llevo ventaja: llevo cómodamente instalada en los 30 desde agosto. Yo también los veía muy lejanos los 30. Hasta que llegaron. Al principio pensaba: 30 ya! Qué horror! Me pilla el toro! Llego tarde a todo! etc...
    Ahora, 4 meses después, veo que no es para tanto, que en realidad, seguimos siendo unos críos, y que nos queda tiempo de sobra para hacer mil cosas, acertar, equivocarnos, volver a intentarlo, etc.
    Yo creo que lo chungo llega a partir de los 40 (claro, que para entonces, pensaré o querré pensar que lo chungo empieza a los 50. Y así sucesivamente).
    En fin, Jauro, disfruta de tus recién estrenados 30, que luego se van y ya no vuelven.
    Son una magnífica edad. La mejor, dicen. Y al final, lo importante no es cuántas velitas soples, sino la actitud: mantenerse joven de espíritu, con ilusiones y sueños.
    Un beso! ;)

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumple¡¡ jo, 30 que lejos me quedan....pero digo como la gata, lo chungo vendrá a partir de los 50, porque con +40 no se está tan mal y lo que cuenta es la actitud.

    besos, abuelo. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Felicidades cosita guapa!
    Te voy a perdonar por decir que eres un abuelo por tener 30 porque pasar del 2 al 3 impresiona. Pero yo recuerdo que el día que los cumplí me sentí muy feliz, por comenzar una nueva etapa.
    Ahora que llevo unos años catando este 3 te diré que par los hombres no se pareo para las mujeres es la mejor edad que he vivido.
    Que vivan los 3o añeros.
    Besazo!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades atrasadas!!! Yo cumplí treinta hace 5 años, asi que no te quejes y disfruta, que no es tarde para nada!! Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. No lo olvides: en 2021 tendrás 40 y llegarán antes de lo que te imaginas.

    ResponderEliminar
  6. Si te sirve de consuelo, yo empiezo con también con los dolores de huesos y estoy convencida de que mi generación es la última cuerda. Ah sí, tengo 24 ;-D Muchas felicidades!!!

    Besos!
    Quejica
    http://soyquejica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Muchas felicidades! a mí me quedan unos meses para apuntarme al carro de los 30 pero me siento más joven sí que me da igual :p y a tí tambien debería darte iguaal!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades!!!!!
    Estás hecho un chimpancé todavía ;)

    ResponderEliminar
  9. Felicidades! Y sí, son lo peor... y espérate a cumplir dos más e ir subiendo... es una mierda!!

    ResponderEliminar
  10. Felicidades! yo espero los 31 la proxima semana y créeme, jamás me sentí mejor! Estos últimos años crecí como persona y por fin disfruté de infinidad de cosas que no había hecho hasta ahora. Nunca es tarde cuando hay ilusión!! Disfruta

    ResponderEliminar
  11. Happy birthday to you
    Happy birthday to you
    Happy birthday Mr Jauroles
    Happy birthday to you...

    Treinta besazos... desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, gracias, gracias a todos por felicitarme!! Poco a poco le voy pillando el qué a los 30... ;P

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Felicidades con retraso!
    Los 30 a mí también me daban mucho vértigo y miedo. Ahora estoy convencida que es una década estupenda ^^ y sólo volvería atrás si pudiera conservar las cosas que he aprendido pero como eso no puede ser, disfrutemos el presente!

    Besoss!!!

    ResponderEliminar
  14. Felicidades con retrasoooo! Disfruta, sin mas!

    ResponderEliminar
  15. felicidades viejecillo!!

    de parte de una anciana de 48.

    ja!

    biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  16. Querido compañero, si ud piensa que es tan viejo siendo tan joven puede acabar por creérselo y dilapidar su juventud. Cuando se de cuenta, las arrugas del tiempo serán tan auténticas que deseará volver atrás, pero entonces ya no habrá remedio y será demasiado viejo para querer ser más joven.

    Si sigue a este tren, con 15 años más no le quedarán epítetos para definirse.

    Felicidades, anayway. Y que cumpla muchos más, of course.

    ResponderEliminar