viernes, 16 de diciembre de 2011

Entrevistas

En una entrevista de trabajo siempre te hacen alguna que otra pregunta absurda. Y a mí las preguntas absurdas siempre me han gustado, puesto que me permiten dar respuestas aún más absurdas y descolocar al personal.

El caso es que yo estaba acostumbrado a responder preguntas absurdas del tipo: ‘Dime una razón por la que no deberíamos contratarte’, ‘¿En qué ocasiones crees que es necesario mentir?’ o ‘¿Qué harías para solucionar un problema entre dos compañeros?'.

Pero esta tarde al que han descolocado por completo ha sido a mí. Y, además, creo que no he sabido sobreponerme durante el resto de la entrevista. Por lo que me temo que, por el momento, seguiré sin poder cambiar de trabajo. Y mira que el puesto pintaba bien...

Pero aún no entiendo adónde pretendía llegar la responsable de RRHH de una importante multinacional formulándome el siguiente enunciado: ‘Te regalo una pecera o un silbato, ¿qué eliges y por qué?’.

Seguro que esta pregunta tenía algún sentido para poder acceder a la vacante del departamento de calidad, aunque a mí se me escape...

10 comentarios:

  1. Creo que no me contratarían nunca para según qué puestos...

    Mi respuesta inmediata ha sido soltar (con educación, eso sí, que una cosa no quita la otra).

    "Ni entiendo esta pregunta ni tiene sentido para mí".
    Y lo mismo me da una cosa que la otra, pero para este trabajo no creo que me valiera ninguna de las dos.

    ResponderEliminar
  2. Si eliges pescera eres un miron introspectivo.... vez la falla y te la callas.... si eliges el silbato, asumes el rol del arbitro que quiere llamar la atenci{on cuando algo falla....

    ResponderEliminar
  3. Eligiría el silbato, para poner a mis compis bien firmes XDDDDDD

    ResponderEliminar
  4. Seguro, el dia que más repulsa sentí fue cuando en una entrevista para un puesto del Registro de la Propiedad de un pueblo de mi provincia, me preguntaron (acababa de pasar lo del 11-M) en qué número me situaba ideológicamente del 1 al 10 donde el 1 era derecha y el 10 izquierda. A continuación, si me gustaba Pedro Almodóvar....

    ResponderEliminar
  5. Puesss, lo único que se me ocurre es que estuvieran probando si sabes sobreponerte a situaciones inesperadas. Por cierto, lo que no dices es qué respondiste!!!

    Besos
    Quejica
    http://soyquejica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Teniendo en cuenta el comentario de Atonau, puede que al fin y al cabo la pregunta si tuviera algún sentido a nivel psicotécnico, puede que fueran por ahí los tiros no sé...

    Pero algún amigo me ha comentado que el único fin de estas preguntas es ver cómo reaccionas ante un problema, que la respuesta en sí no es importante, sino la rapidez y la manera de explicar tu respuesta. Otros me han dicho que lo importante era simplemente saber decantarte por uno u otro y no dar tregua a ambas opciones a la vez para no mostrar inseguridad...

    Yo, en mi caso, me quedé un poco bloqueado a la hora de responder y al final dije algo así como que los regalos no se eligen. Todo esto dicho de forma poco convincente y creo que pensándolo demasiado, de ahí que diga que la cosa no fue del todo bien...

    En fin, que feliz finde a todos!!!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que la pecera indica timidez y el silbato llamar la atención entre todos los demás. las dos respuestas serian inconvenientes, solo algo ingenioso y ajeno a la lógica hubiera servido. Incluso una amplia sonrisa, que es mi via de salida.

    A mi una vez me preguntaron que era lo que más me gustaba en esta vida y yo le solté de golpe:

    "Todo aquello que abra mi mente"

    El entrevistador debió pensar en que estaba flipada, pero debió impactarle porque me contrataron. Nunca se sabe.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Creo que Atonau lleva razón, una pecera realmente esta para observar, no se puede interactuar, un silbato para mi es como tener el poder de mando, no creo que esa pregunta fuera más allá de saber a qué puesto aspiras, al de mandado o al del que manda. Yo habría dicho...silbato porque me gusta dirigir...pero de modo nada convincente porque realmente no me gusta dirigir. En estos casos creo que hay que decir lo primero que te venga a la cabeza. En otras como "tienes pareja?" o "donde te situas ideológicamente" como dijo Meg, la mejor respuesta es "en mi opinión eso no afecta a mi capacidad para realizar éste trabajo", realmente a toda pregunta personal se debería contestar eso.

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido rarísima la pregunta pero leyendo los comentarios, parece que iban por ahí los tiros, no? Quizás era para te posicionaras en actitud pasiva observadora, dispuesto a acatar órdenes sin discutirlas (caso de la pecera) o en actitud activa, de líder o mando.

    Personalmente, pienso que tan mal no respondiste porque a lo mejor no había que decantarse por ninguno de los 2 roles, ya que supongo que es más útil saber acatar órdenes sin cuestionarlas cuando sea preciso y mostrar tu inconformidad cuando realmente sea necesario.

    Vete a saber... qué paranoias!

    Suerte!!!

    ResponderEliminar
  10. Es lo que tienen los psicólogos en RRHH... xD

    ResponderEliminar