martes, 22 de noviembre de 2011

Coartadas

Estos últimos días he pensado mucho en la propuesta que le hice a Lunar de irnos a vivir juntos y en todo el tema de su madre. Más de lo normal. Y es que últimamente me parece ver detalles e, incluso, oír comentarios que no me cuadran. Y digo 'me parece' porque seguramente sean todo películas mías. Historias, imaginaciones, elucubraciones, conjeturas, ¿corazonadas?... Qué se yo... Ideas y pensamientos de los míos: raros.

Los conceptos que me vienen a la cabeza, como decía, son un tanto abstractos, pero siempre se repite el mismo patrón...

Imaginad una caja llena de regalos para alguien muy especial. Uno es el tuyo. El destinatario coge uno al azar, lo abre, da las gracias, lo aparta a un lado y abre el siguiente. Así uno tras otro hasta llegar al tuyo. Entonces, lo abre, te da las gracias, lo aparta a un lado y sigue rebuscando en el montón de regalos. Justo como ha hecho con todos los demás. Pero se trataba del tuyo, no era uno 'cualquiera'. Era el tuyo.

Y es ahí que te sientes extraño. La palabra no es rechazo, ni desplante, ni menosprecio, ni ninguneo; pero el sentimiento tiene pinceladas de todo esto. En cierto modo, es como si dejaras de sentirte 'especial'.

Casi preferirías que hubiese exclamado: '¡¿Pero qué mierda de regalo es este?!' Para al menos así saber a qué atenerte. Para que ese 'gracias' no pueda servirle de coartada. Porque tú odias las coartadas. Porque se parecen mucho a las excusas. Y porque las excusas casi siempre son mentiras…

Aunque por suerte no siempre es exactamente así. A veces las coartadas son totalmente verídicas, contrastables. Y puede que este sea uno de estos casos. O no. Quién sabe…

Sí, quién sabe…

Lo único que sé, ahora, es que ha vuelto el insomnio. Y esta vez con más fuerza.

10 comentarios:

  1. Uy malo, malo. Si el sueño no llega sino lo que llega son malos pensamientos, hay que comenzar a ver de donde viene el problema. Yo siempre quiero ser ese regalo especial!

    un beso guapo y ánimo!

    Y como Lunar te haga daño, ayyyyyyyyyyy que se prepare, jeje.besos

    ResponderEliminar
  2. Malas sensaciones las que estas teniendo Jauroles. Trata de dormir un poco porque sino, puedes empezar a ver fantasmas donde no los hay.

    ResponderEliminar
  3. tal vez veas todo así porque duermes mal... esperemos que sea eso.

    tal y como lo cuentas a mí no me gusta un pelo porque hay cosas que se tienen que estar deseando y poner excusas sólo es un pretexto para no decir: NO.

    biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  4. Tomatelo con calma, relajate y busca algo para distraerte, igual así es solo un fantasma! Ya veras como no es nada, venga animo!

    ResponderEliminar
  5. Y lo que más duele es que esa persona no se de cuenta del daño que hace con su simple gracias. O del daño que hace poniendo excusas...
    Yo he terminado por pensar que las cosas están bien como están y para qué complicarlas pero por dentro queda esa herida que cuando rascan un poco la postilla sangra...y las palabras salen solas sin pensar.

    ResponderEliminar
  6. Si una chica no quisese nada contigo, no viese planes de futuro, y por lo tanto no quisiera de verdad irse a vivir contigo, no estaría contigo, directamente, no somos de pasar el rato con algo que no queremos, de manera general.

    Creo que cuando dejes de pensar tanto en ello, vendrá.

    Besos!
    Quejica
    http://soyquejica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Yo sé mucho acerca de montarme películas, y aunque he de decirte que entiendo todo a la perfección lo que dices, también debo decirte que las películas ... no son nada sanas, ni para uno mismo , ni para el co-protagonista... así que no te comas mucho la cabeza, y si la película pasa a a mayores hablalo... Un besito!! Seguramente no será nada!

    ResponderEliminar
  8. Ya lo he dicho, mi cabeza siempre piensa más de lo necesario, pero también es verdad, que poco se equivoca... o nada.

    ResponderEliminar
  9. La mayoría de las veces, cuando el río suena, es porque agua lleva. Ahora, que el agua sea un riachuelo, un señor río o todo un océano... eso ya depende. Pero más importante que preocuparse por el tamaño del río quizás sea saber con qué embarcación cuentas para atravesarlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Tesoro, lo primero, si no fueras especial, ¿Estaría contigo?
    Segundo: ¿El echo de no dormir, te dará lo que quieres? ¿Te lo dará la impaciencia? ¿Te lo darán todos los pensamientos negativos?
    Creo que no, pero es mi humilde opinión e imagino que no te valdrá mucho.
    Si algo e aprendido, es a hablar sinceramente con la gente y escucharla, también a ser feliz con lo que tengo y no adelantarme pensando mal, bien o simplemente pensando.
    Pensar es bueno, pero no cuando se trata de las decisiones de otro ser.
    Piensa mejor en las decisiones que quieres tomar tú y en si te merece la pena la espera o no.
    Perdona mi palabrería absurda y el meterme donde no me llaman, pero no me gusta ver que nadie lo pasa mal.

    Un besote y date un regalo a ti mismo, piensa en ti y en las pequeñas cosas que te hacen feliz, sin que intervengan terceras personas, sólo lo que a ti te produce una sonrisa.
    Se feliz aunque sea un segundo, te lo mereces.

    ResponderEliminar