lunes, 3 de octubre de 2011

Y ahora: sonrían...

Hoy quería escribir una entrada que pretendía ser algo graciosa. Explicaros una anécdota un tanto divertida que me ha sucedido este fin de semana, exprimirla, satirizarla. En definitiva intentar haceros reír. Pero me ha sido imposible. Y es que cuando escribo no puedo evitar que mis letras se vean contagiadas por mi estado anímico, y últimamente llevo un tiempo un poco de bajón.

Así que he releído mis últimas entradas y me he dado cuenta que hace tiempo que no publico nada divertido, nada que pueda hacer reír a nadie. Recuerdo que me gustaba escribir este tipo de entradas. Y creo, aún a riesgo de equivocarme, que alguna que otra vez logré escribir cosas ocurrentes, chistosas, reírme de mi propia vida y puede que alguno de vosotros se riera conmigo al leerme. Conmigo o de mí, qué más dará…

¿Alguien recuerda haberse reído alguna vez con alguna de mis entradas? ¿Alguien me recuerda alguna entrada graciosa?

Bueno, es igual, no me hagáis caso, sólo hacedme un favor: dedicadme una sonrisa, aunque sea de las falsas… Tranquilos, últimamente estoy acostumbrado.

22 comentarios:

  1. :) peropero... Si con solo ver la foto del perfil, ya dan ganas de sonreír :)) mencanta! Y sí, además recuerdo sonrisas y risas provocadas por tus letras:) feliz comienzo de semana :)))

    ResponderEliminar
  2. Una totalmente sincera :-) de esas con guiño cariñoso.Me he reído o sonreído muchas veces contigo.

    ResponderEliminar
  3. Sonrisa mañanera ... sincera hombre. Bsos.

    ResponderEliminar
  4. Tesoro, si no me hubiera reido nunca contigo, te aseguro que no vendría de visita, y si estás de bajón tengo una cura paliativa, pasate por casa, te presento a Manuela, te aseguro que después de verla cinco minutos, vas a decir eso de Que bello es vivir.

    La sonrisas son gratis, por eso las doy con el corazón, no se fingir, siempre fuí muy rarita.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. umm mis sonrisas nunca son falsas, no me salen, jo...pero yo casi siempre que te he leido, he sonreido, por si te vale de algo...y la sonrisa de una payasa, brota porque disfruta de algo, bello.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo por qué te leo, leí una entrada ingeniosa sobre algo de una cena de empresa en la que me reí un montón, así que sonríe cuando te lo pida el cuerpo,...que será cuando tu yo interno quiera.

    Y no, las sonrisas falsas no, never, ever.

    ResponderEliminar
  7. No hace falta que escribas nada gracioso si no tienes el día así. Ya vendrán solas esas entradas.
    Escribe lo que te dé la gana, las buenas son las sinceras.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Con la de comentarios que tienes y gente que te sigue, no te deprimas. Voy a decirte algo que quizá te suene raro porque tú no eres escritor profesional, pero lo cierto es que tu manera de escribir ha inspirado la mía (bloggera aficionada y viciada). Si alguna vez me hiciera famosa (jajaja) y me preguntaran qué autores han influido en mi manera de expresarme, uno serías tú. Me encanta tu facilidad de describir a la gente con una palabra: Lunar, insensato, etc. Mucho ánimo y esta sonrisa sincera para ti :D

    ResponderEliminar
  9. Toma.. una mega-sonrisa.. y un super-beso!!!!!...
    Vales un montón!!!

    Besos (estos sin que me los pidas)

    ResponderEliminar
  10. :D Y te prometo que la mía no es falsa.

    ResponderEliminar
  11. :) alegra esa cara!!! que hay cosas que no merecen la pena ;)

    ResponderEliminar
  12. Cielooo, ojalá pudieras ver mi sonrisa sincera, para animarte. Espero que este bajón se te pase pronto y que sepas que divertidas tus entradas o no, a mi me encanta venir a leerte, así que ánimo mi querido amigo, ya verás como la alegría pronto vuelve a tí.
    Besos y susurros con mucho cariño

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos por vuestros ánimos. Se agradecen esas sonrisas, esas que no piden nada a cambio, sin condiciones... ¡Me encantan! Como la que yo os estoy dedicando a todos ahora mismo.

    Besos y abrazos, según guste. ;)

    ResponderEliminar
  14. :-) ahí va la mia y además le añado de guarnición un mogollón de abrazos.

    Como bien dice Odry , si no me hubieras echo sonreir, no estaria siguiendote, ¿que no te sale ahora ninguna entrada graciosa? ¡¡no pasa nada¡¡ ya te saldrán.

    1001 besos wapetón.

    ResponderEliminar
  15. Acabo de llegar a tu blog y no sé nada de ti, pero te dedico una sonrisa grande, y espero que tu ánimo se recupere (y tu sentido del humor, que estará escondido en algún sitio, también).
    Un beso. Y voy a leer algunas entradas tuyas :)

    ResponderEliminar
  16. El Guardián del Faro3 de octubre de 2011, 18:47

    :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :) :)

    ResponderEliminar
  17. ¿Y porqué no podemos llorar contigo?
    Nadie somos planos, somos cíclicos. A veces los demás también estamos hechos unos zorros.
    Pero dentro de unos días sonreiremos todos juntos...y mientras tanto si tenemos que compartir su tristeza se comparte de corazón.

    En eso reside la magia de los blogs.

    ResponderEliminar
  18. ¿que si nos hemos reído? Con la despedida y la boda de tus amigos yo me encanaba, no te digo mas! Así que anímate!

    ResponderEliminar
  19. Bonito blog. No dejes de sonreír, nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa...

    ResponderEliminar
  20. Sonrisa enorme, sincera y llena de cariño para ti y MUAKS!

    ResponderEliminar
  21. A ver si ahora puedo comentar. esta mañama lo intenté varias veces, cuando quería mandarte mis sonrisas. Ahora te mando muchs más con el permiso de bloger, claro.
    :) :-) :9) ;-) ;) :@)
    Son todas las que me se.

    ResponderEliminar
  22. hola

    hace poco que se sigo pero he ido leyendo tu blog, lo que el tiempo me ha dejado y vamos la del padrino de boda es bien buena, no me digas que no es para trocharse con algun que otro comentario que tienes. Felicidades por tu blog y arriba ese animo.

    ResponderEliminar