lunes, 10 de octubre de 2011

Ni Romeo ni Julieta

Hoy he mantenido una larga e intensa conversación con Lunar. De las profundas... Hacía tiempo, seguramente demasiado, que no hablábamos del modo en que lo hemos hecho hoy.

Si en algo nos parecemos Lunar y yo es en que a veces necesitamos escondernos en nuestra cueva, procurando alejarnos de todo y de todos. Allí nos sentimos seguros para intentar ordenar nuestras ideas. A veces compartimos esa cueva, otras en cambio, nos aislamos por separado.

Y, ¿por qué por separado? Pues me temo que para no discutir. Lunar y yo discutimos mucho, demasiado, eso está claro. Y de aquí a un tiempo habíamos aprendido a huir de estas discusiones, amparándonos en la idea de que en la pareja a menudo hay que dar tu brazo a torcer. Entonar un ‘nene, tienes razón’ o un ‘lo que tu digas, cariño’. Bailar el agua. Seguir la corriente. Callar y esconderte en tu cueva.

Pero no. Esta postura dejó de tener sentido casi desde el principio y era necesario erradicarla. ¿Discutir? ¿Pues por qué no? Aunque la teoría ideal sería saber llegar al entendimiento de que no somos cien por cien compatibles. De que en numerosos aspectos hablamos idiomas totalmente diferentes. De que hay temas en los que simplemente no nos entendemos. Y aceptarlo. Respetarlo. Ser conscientes que la relación perfecta, idílica, no existe, que queda reservada para los cuentos. Que no somos ni Romeo ni Julieta.

Hoy creo que, sin proponérnoslo, hemos terminado con una fase de nuestra relación, una en la que estábamos estancados quizá hacía demasiado tiempo. Una fase que hemos alargado tal vez sin sentido alguno, por miedo a renunciar al paraíso. Y lejos de renunciar o de destruir nada, creo que hemos dado un gran paso hacia adelante, hacía una nueva etapa en nuestra relación, una etapa que debería haberse sucedido seguramente de una forma más natural. Una etapa mucho más realista y no por eso menos bonita.

El caso es que hoy me (nos) siento mucho mejor.

17 comentarios:

  1. Creo que discutir también es un poco la base de todas las relaciones. Está bien, porque en una pareja no se busca ser los dos iguales, sino complementarse, y eso implica ser diferentes en muchos aspectos. Además, como siempre se ha dicho, una de las mejores cosas de las relaciones son las reconciliaciones. No dejéis de hablar nunca, aunque eso a veces implique discutir. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Soy partidario de poner las cartas sobre la mesa. Hablar, hablar hablar... claro que hay periodos para todo en una relación, es como las mareas. También hay un tiempo para distanciarse un poco y es natural, no significa que vaya mal, aunque cuando vaya mal, casi siempre hay un distanciamiento. Recomiendo a todos el libro: "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus", profundiza mucho en las diferentes maneras que tenemos de comunicarnos hombres y mujeres, las diferentes etapas de una relación, etc.

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo leí una frase que me resulta difícil llevar a cabo: Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de ese paso adelante, el diálogo es fundamental, al menos asi lo veo yo, porque también soy radicalmente opuesta a mi pareja en muchas cosas...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Es muy bueno, saber en que lugar está nuestra relación, que momento es el que estamos viviendo y hasta que punto estamos en ella bien.
    Me alegro muchísimo que te encuentres mucho mejor.
    Un beso y un susurro con dulzura

    ResponderEliminar
  6. El Guardián del Faro10 de octubre de 2011, 11:42

    Pues claro que sí. La gente piensa equivocadamente que las discusiones son para ganarlas, craso error. Las discusiones son intercambio de posturas y de razonamientos, por eso son saludables.
    Y, a veces, la tormenta justa... ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. habéis hecho muy bien, huir de la discusión no arregla los problemas.

    ResponderEliminar
  8. Discutir es bueno, eso es porqué tenéis comunicación. Y que cada uno tenga su propio espacio para reflexionar o lo que sea, más bueno aún. No hace falta ser un pack para todo no?

    ResponderEliminar
  9. Claro, es que desde el primer momento hay que ser realista y darse cuenta de que sois 2, diferentes y divisibles. Que no os pueden gustar las mismas cosas y eso es lo bonito, ceder a veces y sobre todo respetar al otro.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Habias tardado, esas cosas suceden solas a las personas que pensamos menos.. nos permitimos sentir mas anque duela a veces...
    Ademas, Romeo y JUlieta no es que tuvieran un final feliz y perdices y esas cosas...!!
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Me alegro mucho Jauro.
    Es mil veces peor el silencio que la discusión.
    Me gusta ese nos :)
    el plural es muy bonito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me alegro! Sabes que no muchas parejas llegan a esa conclusion? y tiran y tiran de la cuerda hasta que se rompe. es dificil pasar del principio de la relacion idilico a la realidad diaria y creo que la mejor manera es hablandolo como habeis hecho.

    ResponderEliminar
  13. Las parejas que aguantan las fuertes tormentas y la calma estancada no son las que no tienen conflictos, las que no tienen puntos de vista encontrados... ni siquiera las que los solucionan o llegan a un acuerdo. Las parejas resistentes son aquellas que aprenden a aceptar las diferencias, arreglando los conflictos que pueden arreglarse y pasando de puntillas por los que no tienen solución.
    Eah, qué bien me he quedao'! ;)

    ResponderEliminar
  14. Si Romeo y Julieta no discutían es porque no les dio tiempo. El mantenerse eternamente en un estado de "sí cielo" es igual a relación con electroencefalograma plano.

    ResponderEliminar
  15. Nadie es perfecto, y por supuuesto que relación tampoco... ahora si, ahora teneis algo mas maduro, asumiendo errores, diferencias,discursiones... y amaros a pesar de ello.

    Un besito

    ResponderEliminar
  16. pues estupendo.

    biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar