viernes, 2 de septiembre de 2011

Héroes de segunda mano

Nuestro protagonista está ahora mismo sentado en la cama, tecleando en su portátil, ignorante de su heroico destino... Su libre albedrío es tan sólo aparente, puesto que su fin en la vida no es otro que el de encontrar la felicidad entre increíbles hazañas, procurando momentos inolvidables e increíbles a sus allegados. Eso está claro...

Puede que el carácter claramente egocéntrico del protagonista influya en el transcurso de esta narración, ya que el narrador es el propio protagonista, o sea yo mismo. Así que tenemos narrador y protagonista todo en uno. He aquí el primer acto heroico...

El reloj de la mesilla marca la una y cuarto de la madrugada, nuestro héroe bosteza, parece visiblemente cansado. En breve publicará esta entrada, apagará el portátil, lo cerrará y lo dejará en el suelo, junto a la cama. Después apagará la luz, se acomodará heroicamente en la cama y no tardará en quedarse dormido, dejando sobre su almohada un épico hilillo de babilla...

6 comentarios:

  1. Una polilla desde esta orilla quería clicar en un Me gusta, pero al no haber tal ociosa opción, ha decidido escribirlo de carrerilla :)

    ResponderEliminar
  2. Hoy se te ha hecho un poco tarde para dormir.. Así no rendirás en tu trabajo!!!!!..
    Anda.. pues ni falta que hace!!.. Qué para eso es viernes!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches y que el héroe no desista , aunque sea de segunda mano.

    ResponderEliminar
  4. Los héroes de segunda mano son siempre mejores y más auténticos que los de primera, que van todo de boquilla :PPPPPPPPPPPPP

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado lo del épico hilillo de babilla.
    Genial.
    Los héroes también son humanos.

    biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar