lunes, 16 de mayo de 2011

Un fin de semana diferente

Vale, puede que algunos de vosotros recordéis que hace ya algún tiempo prometí no volver a incordiar con entradas-resumen de mis fines de semana; pero, como ya dije en su día, la cabra tira al monte

Así que ahí va:

Este sábado tocaba de nuevo la odisea de ayudar a un amigo a amueblar su nuevo piso. La cuarta o la sexta vez, ya no estoy seguro. En esta ocasión, tocaba el de mi amigo Reservado, del que creo que nunca os he hablado. El es, digamos, la discreción hecha persona...

Pues bien, nuestras tareas eran acompañarle a Ikea, aconsejarle, cargar cajas y meternos insistentemente con él… Pero lo primero es lo primero, así que, antes de nada, lo que hicimos fue tomarnos un pequeño tentempié a eso de las once de la mañana: unos hotdogs con una cebolla refrita, que más tarde descubriríamos que tenía unos efectos secundarios un tanto deshonrosos…

En fin, una vez en Ikea, nos los pateamos todo, sección por sección, y ante la indecisión de nuestro amigo Reservado, las chicas del grupo tomaron el mando y ejercieron de interioristas para él. La cosa se alargó, y acabamos comiendo pasadas las cuatro de la tarde, con menú de McDonald’s,… pero con mucho estilo y algún que otro eructo.

Luego nos dirigimos al nuevo piso de Reservado para ayudarle a montar los muebles imprescindibles para que éste pudiera sobrevivir al fin de semana: ósea, la cama y poco más.

A eso de las ocho y media de la noche, todos nos retirábamos a nuestras respectivas casas para ducharnos y cambiarnos. Habíamos quedado más tarde para cenar e ir a tomar unas copas. Pero a última hora, Lunar y yo, algo cansados, cambiamos de planes. Decidimos quedarnos en mi casita, comer comida china a domicilio y devorar capítulos de True Blood. Y antes de las doce de la noche ya estábamos dando cabezadas en el sofá cual abueletes, así que, cortos y perezosos, nos fuimos a la cama.

Al día siguiente, domingo, resultaba extraño estar despiertos a las nueve de la mañana, sin resaca, y con ansias de jugar a la petanca, mirar obras o hacer un picnic en el Retiro. Pero como no teníamos bolas de petanca, los obreros no trabajan los domingos y como el Retiro nos quedaba a unos 600 km; decidimos ir a casa de Lunar a buscar su réflex para dar rienda suelta a la afición fotográfica de ésta.

Acabamos yendo a Santa Fe del Montseny, un paraje tan encantador como relajante. Lunar hizo unas fotos, a mi parecer, sensacionales y, para el de ella, llenas de defectos que yo jamás hubiera detectado... Luego disfrutamos de un exquisito churrasco a la brasa en un restaurante muy hospitalario y con unas hermosas vistas. Y, para finalizar, otro paseíto y de vuelta para casa.

La verdad es que el fin de semana resultó estupendo, especial,… diferente. Sacrificar el sábado noche, para cambiar la resaca del domingo por un paseo por la naturaleza, fue todo un lujo. Un lujo que merecerá la pena volver a repetir de vez en cuando.

Llamadme dominguero, llamadme abuelete,… pero lo que no sabéis es que las boinas siempre me han sentado genial.

16 comentarios:

  1. Bueno oye, cada uno disfruta de su tiempo libre como le apetece.
    Yo no me veo quedándome el sábado en casa pero oye...no voy a meterme contigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. que vuestra semana sea igual de bonita :))

    ResponderEliminar
  3. Yo jamás cambiaría un domingo así por una noche de sábado fiestera. Ya, ya me estoy poniendo el pañuelo en la cabeza, abuelilla con mucho gusto.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Ves como si que hay vida por las mañanas?....jejeje.
    Y lo de la boina, si no lo veo no lo creo. ;DDD

    ResponderEliminar
  5. Me fascina un fin de semana así..al próximo, por favor invitadme...

    El mio ha sido un triplete de guardias..a eso mejor no os invito..:((

    Ahh, jajja... a mi las boinas me sientan de miedo =) ...

    Bsos Jauro

    PD: me encantaría que pasases por mi blog, he dejado una entrada muy personal, MARCO en la que recojo una reflexión importante para mi, y no sé, supongo que eres uno de los blogger que mas me gustan, así que, ahí va:
    ¿tienes tu MARCO PARTICULAR?.. lee mi blog y lo entenderás... ahhh se aceptan comentarios de todo aquel que lo desee, simplemente, esta entrada es tan importante para mi, que necesito compartirla y cuantos más, en este caso, mejor...

    Besazo con boina ;D

    ResponderEliminar
  6. Se me ocurren fines de semana muuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho peores. y los parajes de Santa Fe del Montseny y su lago valen mucho, muchisimo más que una noche de Gintonics y baile monotono.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. yo me pierdo mucho también :)
    un biquiñooo :)

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me parece un fin de semana espectacular , bueno menos lo de meterme en Ikea , pero te ha faltado ponernos los dientes largos con alguna fotito

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. ¿Ikea, McDonals? No sé cómo suena eso de bien o de mal.

    ResponderEliminar
  10. Pues como abuelete algunas veces se pasan mucho mejor los fines de semana que intentando combatir la resaca el domingo. Yo prefiero el “cayao” y la boina e ir a la naturaleza.

    ResponderEliminar
  11. Jauroles, te llevo siguiendo en silencio por muchos meses y siempre me ha encantado como escribes. Por fin me he animado a abrir mi blog y me gustaría muchísimo que te pasaras un ratico por allí y me dieras tu opinión.

    http://laotramediaveronica.blogspot.com/

    Por allí te espero :)

    ResponderEliminar
  12. Amigo Jauro... joder (y perdón por la palabra malsonante).. a ti te voy a echar de menos...)
    Por favor pasa por mmi blog y lo entenderás:
    Paso para decirte que, aunque, casi con toda seguridad mi blog pase a manos de un autor en adopción (estoy buscando uno que siga mi trabajo hasta ahora), quiero decirte que seguiré leyéndote y comentando..Minuet no desaparece del todo para ti. No sé si lo sabes pero has sido y eres un referente importante para mi...

    Gracias por compartir
    Bsos

    ResponderEliminar
  13. Es bueno hacer cosas distintas, y el relajarse de vez en cuando disfrutando de las cosas hermosas que tenemos, está genial.
    Me gustó tu finde.
    Besos y susurros cálidos

    ResponderEliminar
  14. Me quedo con el visionado de True Blood, aun no la he empezado, estoy con los libros (voy por el 3º), que ganas tengo de verla!!

    ResponderEliminar
  15. Es la edad ;) y estar ennoviado, claro. Pero no es grave, es sólo que se van descubriendo otros placeres... exacto, como la petanca ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Enhorabuena! Realmente un fin de semana diferente.

    ResponderEliminar