miércoles, 11 de mayo de 2011

Enséñame la pasta

Mantenía que le amaba y apreciaba como el primer día, pero había cosas que no podía perdonarle...

No podía perdonarle que en plena época de crisis, y tras varios despidos, se aferrara a un empleo con un sueldo mileurista.

Le acusó de falta de ambición.

Le faltaba algo más, sospecho lo que era...

Ya no podían salir como antaño, ni irse tan a menudo de vacaciones, ni acudir a lujosos restaurantes. Ella no se entretenía del mismo modo paseando, conversando o cenando un McPollo.

No estuve presente en la ruptura y nadie me ha revelado sus palabras exactas de despedida, así que no me queda más remedio que inventármelas…

Debieron ser algo así:

Yo te quiero.
Yo te adoro.
Pero,... ¿dónde está la pasta?

19 comentarios:

  1. Pues vaya interesada, que trabajara ella, para costearse el glamour.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. No es la primera situación similar que escucho últimamente. Pero en mi opinión ni le quería ni le adoraba...
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Buf.. duras palabras... la pobreza por la puerta, el amor por la ventana. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Buf, pues creo que ni le quería ni le adoraba. Sólo quería y adoraba su cuenta del banco y su cartera.
    Qué asco me da que haya todavía gente así de materialista e interesada!
    Cuando quieres de verdad a alguien, cuando de verdad le adoras, estar con esa persona, pasear, convesar y comerte un McPollo con ella es el mejor plan.
    Triste historia... Y lo peor es que es cierta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El guardián del faro12 de mayo de 2011, 13:52

    ¿Y ahora no puedo publicar comentarios....?Cinco veces he escrito uno y no ha salido. Aaaggg.

    Me rindo.

    ResponderEliminar
  6. Me viene una frase que un día me dijo un amigo, que rompió con su chica "por causa de la crisis" (¿o más bien deberíamos decir, debido a la crisis de moralidad que sufría ella?), en fin, me dijo:

    "Minu, cuando el dinero sale por la puerta, el amor se escapa por la ventana"..

    ¿Amor?... y una mierda eso es Amor...

    Buenísima la entrada, Jauro

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Sí, visto desde fuera era evidente que ella nunca le había querido. Lástima que él no lo viera, o no lo quisiera ver...

    Gracias a todos por siempre comentar!

    Por cierto, El guardian del faro, no puedes comentar en mi blog o en ninguno??

    ResponderEliminar
  8. Es que eso no era amor, era interés.
    Pero siempre en los momentos duros es cuando de verdad puedes hacer criba y separar el trigo de la paja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Seguro buscaba seguridad.. pobre, muchos confunden el amor con deseos de estabilidad...
    besitos (K)

    ResponderEliminar
  10. Mundo materialista, ya sé sabe que todo el mundo no lleba muy bien lo de "contigo pan y cebolla", cuando aprietan los tiempos afloran los verdaderos sentimientos.

    ResponderEliminar
  11. El Guardián del Faro12 de mayo de 2011, 20:25

    Pues no puedo en ninguno. Esta mañana, mi blog había desaparecido. Ahora funciona...pero "agilipollao".

    ResponderEliminar
  12. jajajajaa!! has tratado con ironía una de las verdades de esta vida, "te quiero...pero mucho más con la certera llena"
    salu2

    ResponderEliminar
  13. Será que me falta ambición...pero...¡un McPollo en buena compañía sabe a McCaviar!
    Ella se lo ha perdido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Yo ya había comentado el post pero como se ha perdido el comentario...lo comento de nuevo, jajaja.
    Mejor darse cuenta ahora que darse cuenta después. Ahora ya sabe de qué calaña estaba hecha ella.

    ResponderEliminar
  15. En ciertas personas, el estómago marca sus prioridades ;-)

    Un beso desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, imaginarte la convesación poco te ha costado, jaja.

    un besito

    ResponderEliminar
  17. Algunas suspiramos por un Mcpollo en buena compañia.
    No me canso de decirlo:
    ORGANIZACIÓN!
    Besos

    ResponderEliminar