miércoles, 13 de abril de 2011

Del orgullo a no rendirse

Ser fuerte. Aguantar. Sobreponerse. Superar las cosas. La vida es una competición de largo recorrido... Lo sé, hay que saber apretar los dientes y no mirar hacia atrás. Saber sufrir. Tarde o temprano la tortilla dará la vuelta. Siempre funciona. Pero esta vez parece que no. Esta vez no puedo con esto. No sé cómo solucionarlo. Es como una herida que está ahí, latente. No se cierra, no cura. La indeterminación es total, siento que voy a ninguna parte.

Ahora sólo queda hacer como que no me afecta. Disimular. Engañarme. Y continuar la lucha…

Ser fuerte. Aguantar. Sobreponerse. Superar las cosas. La vida es una competición de largo recorrido… Pero, ¿cómo saber cuándo rendirse? ¿Cuándo lo has intentado lo suficiente? ¿Cómo saber que ha llegado la hora de la derrota y rendirse?

Rendirse...

No, nunca se me dio nada bien rendirme. Ser un fanático orgulloso se me da mucho mejor. Un obcecado espartano que nunca da su brazo a torcer.

Sí, siempre presente mi orgullo. Soy un orgulloso… Simplemente es lo que me ensañaron… O lo que yo quise aprender. No lo sé.

17 comentarios:

  1. un poco osos somos todos :)
    un abrazoooooo

    ResponderEliminar
  2. aguanta ke tu puedes brother!!

    como buen espartano!

    un saludo crack

    ResponderEliminar
  3. Animo!!! Que tu puedes con eso y con más!

    Recuerda, no hay mejor desprecio que no hacer aprecio, no dejes que te afecte!

    ResponderEliminar
  4. Bufff... es duro lo que dices. Aguanta amigo!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno...sólo decirte que solo hay que valorar si lo que debes aguantar es bueno para ti, si te aporta algo, si es trabajo=dinero(que no es poco es los tiempos que corren) ahí te diria que aguantes si no tienes otra cosa segura a la vista, porque está la cosa muy jodida, si es una relación, pues ahí no te digo que aguantes y si lo haces por orgullo ajo y agua, amigo.( con cariño)jajajjaja
    Venga, que cuando se toca fondo es cuando se puede volver a salir a flote porque más abajo no se puede caer.
    Muchos ánimos y fuerza.
    La paciencia es un árbol de raices amargas pero de frutos muy dulces.Déjalos madurar un poco más.

    ResponderEliminar
  6. Aguanta.. aunque sea por orgullo... Mis mejores deseos para que todo llege a buen fin¡.:)

    ResponderEliminar
  7. Hola JAURO, querido amigo, ¿es que hemos hablado?..¿cuando te he contado como me siento que tan bien lo describes?..¿acaso nos vemos y luego no lo recordamos?..

    JAURO, tu texto de hoy, es como si ambos sintiésemos exactamente los mismos sentimientos, las mismas dudas, los mismas incómodas preguntas... es como si hubiésemos escrito entre los dos tu entrada, eso me honra -simplemente el pensar en escribir algo contigo, a medias- pero me entristece, porque no sólo yo estoy así, tu también lo estás.. !joderse con la primavera, ¿que leches nos pasa?!..

    No lo sé, pero como siempre JAURO, en todo lo que dices, al final, se encuentra una fuerza, que dejas verterse entre tus letras... "yo ni el orgullo me encuentro hoy, amigo..."

    Tu final, me recordó una escena de mis preferidas de Cyrano de Bergerac, ahí va:

    "Sí, todo me lo quitaréis, el laurel y la rosa. Lleváoslos, pero me queda una cosa que llevo. Y esta noche, cuando entre en la casa de Dios, brillará intensamente mientras diga mi adiós algo que, inmaculado, meceré en un arrullo, y me lo llevaré para siempre; y es.... mi orgullo."

    Besos, hoy mas que nunca, empáticos...

    ResponderEliminar
  8. Jauroles, cuando llega el momento en el que debes rendirte, lo sabes, créeme, no hay lugar a dudas. Si necesitas hablar, ya sabes donde estoy, si quieres agregarme al msn para hablar dímelo y encantada. Y si no, sólo te deseo que lo escribes aquí "fuera" en este blog, te sirva para liberar todo lo que llevas dentro. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Buenas Jauroles!
    Yo llevo con la misma situación unas 2 o 3 semanas y al final ya he optado por el modo 'pasota on'. Por mis narices, por mi orgullo.

    Porque si sigo pensando en que tengo que aguantar, sigo intentando ser optimista por algo en lo que me es imposible serlo y tengo que llegar cada día a casa llorando pensando que es deprimente estar en esta situación, así no se llega a ninguna parte. No se vive para trabajar, se trabaja para poder pagarse la vida fuera del trabajo y vivir sin llevarse a casa las historias laborales. Tal como me dijo mi jefe: hay que separar lo laboral de lo personal.

    Tómatelo con toda la filosofía que puedas, no sólo es cuestión de aguantar, es cuestión de hacer tus horas de trabajo, pirarte, olvidar el curro y cobrar el sueldo a final de mes. Así lo veo yo ahora y, si no te encuentras en la misma situación que yo de que tengo el proyecto final de carrera ligado a la empresa, de mientras busca otro trabajo en el que tengas más opción a ascender, tanto laboralmente hablando como persona. Por lo menos te hará más feliz, te mantendrá más entretenido y a veces los cambios son buenos.
    Cuídate mucho y ánimos!

    ResponderEliminar
  10. Si te endendere!!
    Yo tambien hace tiempo que vengo de mala racha en todos los aspectos, y que pesado se hace!
    No se que puedo decierte para que te sientas mejor, ya que cuando a mi intentan ayudarme, todo lo que me digan lo agradezco pero no me solucionan nada, asi que hasta me siento peor.
    Solo, que dicen aquello de que luego de la tormenta sale el sol.
    Esperemos no se demore mucho!
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Jaja, te entiendo, nunca dar tu brazo a torcer. Pero la verdad es que todos maduramos y deberíamos ir aprendiendo que a veces rendirse a las evidencias es triunfar y no perder.

    ResponderEliminar
  12. Rendirse nunca soluciona nada. A veces eso que creemos orgullo viene bien para no dejar de luchar aunque nos lleve hasta la extenuación.

    ResponderEliminar
  13. Para ciertas cosas lo de ser un cabezón no es nada bueno, pero para otras la cabezonería y el orgullo vienen fenomenal. Aguanta campeón.

    ResponderEliminar
  14. Ánimo, no te rindas.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  15. Respira hondo Chimpa...es lo que tiene la montaña rusa...pero volverá a subir!!!
    Besitos y achuchones llenos de ánimooooooooooo

    P.D.: Cómo va el palacete??? no dejes de construir, aunque sea lentamente, aunque sea piedra a piedra :))

    ResponderEliminar