domingo, 17 de abril de 2011

De profesión: cartero

Hoy vuelvo a estar nostálgico.

Y también recuerdo aquella anécdota de cuando un vecino me preguntó que quería ser de mayor…

Bueno, realmente este recuerdo forma parte de esos recuerdos que se han creado en mi memoria a partir de las continuas rememoraciones de un tercero, en este caso mi madre. Lo que hace que ahora mismo sea incapaz de diferenciar si se trata de un recuerdo propio o no…

Pero, en fin, y que quieres ser tú de mayor, me preguntaron. Cartero, respondí yo de inmediato. Y fue la explicación posterior lo que dejó supuestamente boquiabiertos a los allí presentes (mis padres y unos vecinos). Así la gente sólo recibirá buenas noticias, proseguí, porque yo me encargaré de entregar el correo que contenga buenas noticias y de destruir el que traiga malas noticias.

Y es que, por aquel entonces, yo pensaba que la vida era otra cosa... La vida real, los problemas, las preocupaciones, quedaban aún muy lejos.

20 comentarios:

  1. Es la magia de la infancia. Todo es puro e inocente. Buena semana:-)

    ResponderEliminar
  2. Alguien me dijo una vez que no debemos sólo intentar hacer nuestros sueños realidad, sino hacer de la realidad un sueño.

    La vida puede verse de muchos colores y estar llena de matices, y tú amigo mío, eres de los que tiene lo que yo llamo "la mirada mágica" aquellos capaces de ver un arco-iris completo donde otros sólo ven un verde, tal vez un azul.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que los dejases boquiabiertos :) imagino que te comerían a besos!!! :) feliz semana:))

    ResponderEliminar
  4. Entonces son los carteros los causantes de que ya no haya cartas y que los buzones solo se llenen de facturas y panfletos propagandísticos y electorales.

    ResponderEliminar
  5. No sé porque nos apuramos en crecer!

    un besito y perdona el abandono

    ResponderEliminar
  6. Que comico! La verdad estaria bueno eso. Aunque si pasara eso, nadie pagaria las cuentas por ejemplo jajajajajaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Mira tú qué original, no quería ser astronauta él

    ResponderEliminar
  8. Sin saber muy bien cómo he llegado aquí, y he de decir que creo que voy a seguirte muy de cerca =).

    Más de la mitad de nuestros "recuerdos" son "falsos". Pero por alguna extraña razón, nuestra mente nos dice que de verdad están ahí.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Oye, pues no estaría nada mal eso de recibir siempre buenas noticias. Qué mierda que al final no pudiste hacer tu sueño de pequeño en realidad.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito! cartero de buenas noticias. Anda, mandame una :)
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mi siempre me ha parecido una profesión muy romántica... :D

    ResponderEliminar
  12. q´mierda es cuando uno se hace "grande"!!!! bueno siempre nos queda exar la vista atrás y sonreir....
    besossss

    ResponderEliminar
  13. Si todavía piensas así, por favor ...¡sé mi cartero!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo trabajé como cartera en su día, y también comencé con una ilusión similar...

    Un besito

    ResponderEliminar
  15. Crecer es lo peor... a mí, cuando veo a mis hijos hacerse mayores, no puedo evitar sentir lástima. Pero es lo que tiene la vida.

    ResponderEliminar
  16. Cada etapa de la vida tiene su magia. Lo único que tienes que hacer es encontrar la magia de la etapa actual.

    ResponderEliminar
  17. Que feliz era una siendo niño. Bendita inocencia.

    ResponderEliminar
  18. Que pureza,Jauro, que bendita inocencia!!Cuando mira al munco y no la eo salvo en los niños, en los animales, y en algunos seres humanos, aun conservo la esperanza sobre esta civilización nuestra, pues la inocencia aún periste en loscorazones limpos, dolidos, desengañados, heridos, pero se puede ver algún rastro que nos conduce a momentos puntuales a ella. No olvides que sigue en t. Un abrazote, Jauro

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito...que se me han saltado las lágrimas y todo!no puedes ser cartero todavía??
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Pues no te lo vas a creer, pero a mí me gustaría trabajar de cartera, no sé, es algo que me llama la atención y no sé porqué. Me encantaría ver como funciona el sistema por dentro, como se organizan y todo eso. Claro, que a lo mejor se me pasan las ganas cuando tuviera que cargar con un carrito cargado de cartas de un lado para otro jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar