martes, 15 de marzo de 2011

Los que se pelean...

Discusiones nocturnas.
Roces varios.
Riñas llenas de reproches y acidez.
¿Para qué, querida…?
Para acabar diciéndonos siempre lo mismo:
‘¡A Dios pongo por testigo que jamás volveré a discutir contigo!’

El reto ahora es que este juramento, que de momento sólo es de película, seamos capaces de aplicárnoslo a conciencia.

Pero lo veo difícil; si es que en el fondo nos va la marcha… y las reconciliaciones.

20 comentarios:

  1. ... quien bien te quiere te hará llorar... o eso dicen... Vaya merrrrrda¡. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo las reconciliaciones, sobre todo, un besooooo

    ResponderEliminar
  3. ¿tú crees?...no se yo si es buena tanta "perversión". ;DDD

    besos pacificadores

    ResponderEliminar
  4. Pero lo bueno es de las discusiones es que traen un pequeño momento malo, pero luego la reconciliacion trae una felicidad que supera la de la felicidad rutinaria.

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Dichoso tú que sabes discutir. Yo lo olvidé. Discuto sólo una vez.

    ResponderEliminar
  6. Si hay reconciliaciones, no está mal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, las reconciliaciones son la sal de la vida de una pareja. Por cierto, este gatuno está triste hoy, no veo tu cuenta en twitter, te has ido?? :(((

    ResponderEliminar
  8. Es que las reconciliaciones... ains!!!! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que los reproches son frustraciones ocultas con determinadas personas, a veces no sabemos ni para qué discutimos pero sale una y otra vez la necesidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. las reconciliaciones son lo mejor de las peleas!

    ResponderEliminar
  11. Lo unico bueno de las peleas son las reconciliaciones la paz que estas traen.

    ResponderEliminar
  12. Yo sin discutir paso de vivir.
    Hala, y encima me ha salido un pareado.

    ResponderEliminar
  13. Veo que no soy al único que le va la marcha... jeje.

    Gracias todos por comentar.

    Y, Miki Mau, sí que he eliminado mi cuenta de twitter, es que a penas la usaba y creo que con mi blog ya tengo suficiente...

    Un saludete!

    ResponderEliminar
  14. Jauro, cuanta razón tienes, nos va a marcha, y es que ¿si no hay peleas, con que escusas buscamos el placer de la reconciliación?..en el fondo somos unos románticos empedernidos ;)

    Besos amigo

    ResponderEliminar
  15. las reconciliaciones son buenas, dan pié para poder pelearse otra vez.

    ResponderEliminar
  16. Ummm no sé... no me gusta discutir.. tambien se aprende a no hacerlo..

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Esa montaña rusa… donde subimos acalorados, bajamos precipitados y, en su recta final, hablamos relajados.
    Un beso desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  18. Hombre, todo en su término medio... no está mal! Sin discutir y debatir, la vida es un coñazo; aunque tampoco es plan de estar tirándose los platos cada 5 minutos...

    ResponderEliminar
  19. Jauro... ahora que me hago twitter... vas y te lo quitas! de verdad.... jajajaja

    ResponderEliminar
  20. Sobre todo las reconciliaciones, ¿No?

    ResponderEliminar