domingo, 6 de febrero de 2011

El protagonista

Nuestro protagonista, yo mismo, suele decir que no posicionarse es de cobardes. Por eso, sin apenas pensarlo, no duda en decir siempre la suya y, así, hasta parece que el muy estúpido se siente más importante.

Esta actitud es una de las causas por las que, nuestro protagonista, mete la pata con demasiada frecuencia. Motivo por el cual, hoy se siente como un auténtico payaso. Un payaso que, hoy, quiere huir hasta de sí mismo.

34 comentarios:

  1. La mítica maldición de los sagitarios...ayyyssss.
    Hay veces que con la boca cerradita estaríamos más guapos.

    Ánimo, guapetón, duele pero no mata. ;D

    ResponderEliminar
  2. Yo soy de la que se piensa las cosas tres y cuantro veces para decirlas... no te creas que también tiene sus cosas malas... un día me va a salir una úlcera.. sácalo hombre... siempre es mejor.

    ResponderEliminar
  3. Pero que has hecho hijo mio?

    Ea ea, que no será tan grave, venga que ya pasó...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Que el protagonista no se preocupe demasiado; el que mete la pata ve siempre su metedura mucho más grande de lo que en realidad es y de lo que la ven los demás. Además, es el riesgo que se corre cuando se es una persona de esas que toma posición (mejor este riesgo que ser uno de esos que no se pronuncia ante nada).

    ¡ánimo y ... p´alante!!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo soy de las que sacan de quicio los que no se posicionan por que esa gente aparentemente despreocupada tiene horchata en las venas no es que se la sude todo es que por sus venas no corre sangre y no puedo con eso jajajajajaj así que bien por tí jauroles,pensar por uno mismo es importante y tener valor para gritarlo sean cuales sean las consecuencias más.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Castigándote por ser leal a ti? Esto me suena.
    Si necesitas un hombro tienes el mío, las narices de payaso se han acabado, se ha puesto de moda entre los cobardes así que para ti no hay! Tú eres un mono con dos cojones.
    Muá

    ResponderEliminar
  8. Si crees que la cosa lo merece y puedes, pide disculpas.

    Si no lo merece, aguanta el chaparrón y, si no tienes oportunidad, espera, seguro que se presenta.

    Un beso. Força.

    ResponderEliminar
  9. Ufff, conozco esa sensación demasiado bien!! se pasa, pero es realmente jodida!! Ánimo!!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. Con el tiempo se aprende a callar. No es obligatorio tener una opinión de todo, y aunque se tenga tampoco es tan importante ponerla de manifiesto. No es de cobardes...

    ResponderEliminar
  11. Como dice Gordi: si la causa lo vale, pide disculpas cuanto antes!! La otra persona valorará ese acto de valentía y no te tendrá en cuenta lo que pasó..
    Pero no te mortifiques, que todos metemos la gamba en más de una ocasión. Nadie es perfecto y el que tiene boca, se equivoca.
    Ahora, rectificar es de sabios (joer, parezco el refranero español :D).
    Ánimo y no le des más importancia, que seguro que no es pa tanto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Todos nos equivocamos, cielo, es jodido pero es así...por cierto q los payasos somos la caña emmm

    ResponderEliminar
  13. Bueno, mejor meter la pata que tragarse las palabras.
    Si tienes la oportunidad te disculpas y ya está.
    Yo no le daría más vueltas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Eso a las cobardes no nos suele pasar. :-(

    ResponderEliminar
  15. Nada que una disculpa no arregle.
    Saben que no ha sido con mala intención.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No te fustigues demasiado. Todos hemos metido la pata alguna vez o mas de una vez, pero eso te enseña de cara al futuro.

    si es cuestión de pedir disculpas o hablarlo, no lo dudes porque aunque parezca que te haga sentir peor, te quitas un gran peso.

    Que vaya bien!

    ResponderEliminar
  17. Lo siento, pero yo prefiero que me critiquen, que discutan conmigo, etc, por hacer y decir cosas, para estar calladito y adornar estan los jarrones y las macetas con plantas, meter la pata es consustancial al ser humano y parece ser que tambien a algunos monos, jejejeje
    salu2

    ResponderEliminar
  18. Si has metido la pata por abrir la bocaza más de la cuenta y luego te has dado cuenta de cosas... igual que aprendiste a opinar, puedes aprender a decir: Lo siento, no sabía que había un motivo.

    besos

    ResponderEliminar
  19. que sensación tan reconocida, nos pasa a todos, ánimo!

    ResponderEliminar
  20. Seguro que hoy ya te sientes un poco menos payaso.

    Pd.- coincido con los demás. Si puedes, discúlpate, intenta que no vuelva a pasar y sigue para adelante. Meter la pata es humano, darse cuenta es de sabios y pedir disculpas ya es el no va más.

    Ánimo!

    ResponderEliminar
  21. Mi querido mono, con esa carita que tienes se te perdona todo.

    ResponderEliminar
  22. También es humano errar (que no sé si es el caso).

    ResponderEliminar
  23. Bueno... todo tiene solución en esta vida (excepto la muerte, claro)! Y rectificar es de sabios! (por si te hace falta) :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Mañana se te habrá pasado, ya lo verás, y, si es necesario, discúlpate, suele funcionar ;)
    Besos^^

    ResponderEliminar
  25. Besitos, tiernos llenos de amistad y consuelo.

    India.

    ResponderEliminar
  26. No sufras corazon, todo cambiara con el nuevo dia.

    Besos nocturnos,

    OjosNegros.

    ResponderEliminar
  27. mucho mejor arrepentirse d elo que se ha dicho o hecho que de lo que se ha dejado de decir o de hacer.

    no te preocupes

    ResponderEliminar
  28. Bueno... no eres el único queriendo huir de sí mismo últimamente, así sea por razones diferentes... en fin, uno es uno inevitablemente!

    ResponderEliminar
  29. Siempre es bueno expresar las opiniones, aunque luego se recule si uno se da cuenta de que no han sido adecuadas.
    Un beso desde mi Jardín, querido protagonista.

    ResponderEliminar
  30. Eso me suena mucho. O la ganas o la empatas...pero perder nunca, no?? Jajajajajajaja.
    Yo, que soy muy cabezona, te entiendo perfectamente.
    Tranquilo Jauroles, a todos nos ha pasado alguna vez, es típico cuando queremos tener razón aunque no la tengamos(y si ella es tan espectacular como cuentas, tendrás la razón muy pocas veces... ;) ).
    En fin, que todo tiene solución y más cuando lo sientes de verdad.
    Todo pasa y de todo se aprende.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Todos nos comportamos asi alguna vez, es normal ser un estupido de vez en cuando. Que no se preocupe el protagonista.

    ResponderEliminar
  32. Quiero disculparme por mi ausencia.. he tenido problemas que se han ido solucionando, gracias al cielo...

    Suele sucedernos.. pero los espejos siempre estana ahí, para devolvernos el reflejo y la conciencia.. ufff ni te cuento..
    mientras estemos, estaremos..

    un beso.

    ResponderEliminar
  33. Todos tenemos esos dias, pasan y ya :)

    ResponderEliminar