martes, 15 de febrero de 2011

CamiNO

Hay días que te levantas tremendamente optimista, con ganas de todo, de comerte el mundo. Y llegas al trabajo súper-mega-híper-activo, dispuesto a todo, a dar lo máximo. Pero nadie parece valorar nada, nada resulta ser suficiente y lo único que recibes a cambio de tu esfuerzo es que señalen con dedo acusador un diminuto fallo.

Y así, sin más, te entra el desasosiego existencial: ¿para qué esforzarse?

Y no encuentras respuesta, tu propio pensamiento guarda silencio. Un silencio que te mata. Entonces, miras a tu alrededor buscando respuestas, observas, y crees comprender cuál es el camino más fácil,… pero es un camino por el que no estás dispuesto a trepar.

27 comentarios:

  1. hey venga!!! ánimo y ánimosssss :)) como leí hace unos días: aúpa!!! :))) si hay alguien tonto en el trabajo, a ti, plin! (que no es lo mismo que plinnn... que soy yo:) se ruega no confundir :))) yo voy a prepararme ahora para ir a trabajar, es una lata, como decía la canción, ésta: uenooo iba a poner el enlace a la canción del youtube peropero creo que mejor no :))) pero eso sí: arriba ese ánimo!!! fíjate, aquí decían que iba a llover que te lloverás y está haciendo sol!!! :) aisss que como no me ponga ahora voy a llegar tarde!!
    PD: nunca llego temprano la verdad jejeje :))) un besote!!! :))))

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes qué es lo que se les ve a los que trepan?...¡¡el culo!!.

    besos honorables

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es estar satisfecho con lo que haces, a los demás, que trepen, que trepen, que cuanto más arriba esten, mayor será el porrazo...
    Saludete amiguete

    ResponderEliminar
  4. Uffffffffff

    Qué difícil no seguir la estela de los trepadores... con lo rápido que parecen avanzar entre los demás...

    ResponderEliminar
  5. Si no quieres trepar, no trepes. No pasa nada por quedarse en el entresuelo. Pero quítate de la cabeza los malos rollos, porque entonces no te perdonarás dos cosas: que no subes y que no haces los suficiente. Y eso sí es jodido.

    ResponderEliminar
  6. Aunque no encuentres reconocimiento por parte de los demás, piensa en tu mérito propio y personal, es más valioso.

    Que nadie te quite la ilusión por las cosas.
    Y si no, para aquellos que te toquen las narices, adopta la misma postura que yo con LaKejica de mi blog: haz tu trabajo, autístate o asiénteles como a los burros, pero que nadie te quite la ilusión ni la alegría del día por intentar hacer las cosas bien y mejor. Si ellos son unos amargados, que se amarguen solos.

    Bss

    ResponderEliminar
  7. No sabes como te entiendo. Hay días que me siento igual y realmente es un asco. Están difícil e ingrato el mantenerse en lo que uno cree e ir contracorriente que a veces puede resultar desquiciante. Pero animo sigue siendo tu mismo, al final es lo único que te puede hacer sentir bien en días así.
    Esta última semana he estado muy liado y tengo muchos post por leer. Por cierto en lo del niño del post anterior creo que hubiese echo exactamente lo mismo que tú. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. .....Y por eso jamás llegaré a ser jefe.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Debe ser el invierno. En dias como hoy me he sentido de nuevo alumno de párvulos y casi me han castigado mirando a la pared.

    ResponderEliminar
  10. Buah, tú vales mucho más que todo eso y si no saben valorarte es simple... no saben, además ¿pa qué?
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. ¿"Desasosiego existencial"? Comienza a preocuparme usted, amigo Jauroles...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  12. Hay que tragar mucho en esta vida.
    Pero yo me consuelo llevando mi cabecita bien alta, no tengo estómago para otras cosas.

    ResponderEliminar
  13. hoy también: aúpaaaaa!! :) besotesssss

    ResponderEliminar
  14. jaja hoy es uno de esos dias, y para colmo creía que ya era jueves y es miércoles.
    Bueno,la conciencia tranquila vale mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. eyyyyyy animate emmm, o te doy una cibercolleja jejeje

    ResponderEliminar
  16. Valorate tu... eso tiene su merito...
    un beso...!!!

    ResponderEliminar
  17. Trepas ha habido, hay y habrá siempre. Se les reconoce porque venden su dignidad al mejor postor, incluso cuando no les paguen nada por ella.

    ResponderEliminar
  18. Te comprendo perfectamente jauroles, no sabes cuanto.

    ResponderEliminar
  19. Desgraciadamente así funciona el mundo. Afortunadamente sigue existiendo gente que se niega a trepar. Estooy contigo amigo

    ResponderEliminar
  20. buen blog! =D
    los sigo
    abrazo!!!!

    http://juanroleri.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. Jauroles, debo abandonar por un tiempo mi blog, hasta que regresen mis fuerzas. Seguiré leyéndote, seguiré por aquí, espero que a mi regreso siga contando contigo para seguir compartiendo mi blog, ha sido un honor y un placer... Bsos y suerte.
    Hasta pronto...

    ResponderEliminar
  22. Por supuesto, habrá veces que te desmotives, pero todo pasa si tienes claro que ese camino es el correcto...el tiempo pone a cada uno en su sitio, y a los trepas también!!

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Querido Jauroles, han sido tantas las muestras de cariño que me habéis mostrado que no puedo por menos que agradecéroslo... y creo que la mejor forma de hacerlo, es devolveros el cariño, volviendo a escribir, así que: "He Vuelto"...gracias a vuestro calor, saco fuerzas y regreso, por y para vosotros...Mil gracias por no dejarme ir

    ResponderEliminar