miércoles, 20 de octubre de 2010

La soledad

Hace unos días alguien me preguntó los pros y contras de vivir solo. En un principio no supe qué responder,… pero después de una larga lista improvisada en la que incluí el conocidísimo contra del papel higiénico, me callé el gran pro-contra: Intentar hacer de la soledad una aliada, antes de que se te coma como enemiga...

Cuando vivía acompañado, ya fuera en casa de mis padres o más tarde con N., rara vez pasaba largos ratos solo. Nunca fui de encerrarme en mi habitación, como por ejemplo sí lo era mi hermana, yo siempre estaba en el comedor charlando con mi padre, molestando a mi madre o bien metiéndome con mi hermana si pululaba por ahí. Luego, cuando vivía con N., siempre estábamos juntos en casa haciendo algo, hablando, discutiendo, o volviendo a discutir... Rara vez disfrutaba de momentos de soledad.

Al principio de vivir solo, me resultaba extraño pasar las noches solo e incluso a veces me parecía algo triste. Pero con el tiempo empecé a saber disfrutar de esa soledad pensando, ordenando ideas y, en definitiva, dedicándome tiempo a mí mismo. Empecé a escribir, cada vez más, siempre me había gustado escribir, pero antes rara vez encontraba un hueco para plasmar mis pensamientos y mis paranoias por escrito.

Puede parecer extraño, pero creo que estas dosis de soledad me sientan genial, creo que gracias a ellas me he vuelto mucho más reflexivo, más juicioso, algo más sensato... tal vez incluso más maduro.

Y ahora que Lunar va invadiendo (y lo digo en el buen sentido) poco a poco estas dosis de soledad, sigo sintiendo que necesito de mí espacio, de esos momentos para mí, y puede que los siga necesitando siempre… Y no sé si esto puede resultar ser un problema...

Por ejemplo, me planteo lo de este mi blog, ¿acaso será posible mantenerlo para mí mismo, como hasta ahora, si en un futuro vivo con ella? ¿Ya no podré mantener esta libertad de escribir mis pensamientos más íntimos, esos que no quiero que los implicados lean?

¿Es acaso compatible una relación de pareja con estos momentos para mí mismo de los que me gusta tanto disfrutar? ¿Lo será? ¿Me he vuelto raro? ¿Acaso me he transformado en un huraño? No deja de ser paradójico, con lo que me gusta a mí mezclarme con la gente y con lo sociable que me he considerado yo siempre…

¿Acaso es una mala señal que sienta todo esto? ¿O es que a medida que la relación avance dejaré de necesitar de esa soledad? ¿Debería dejar de necesitarla? ¿Y si no es así? ¿Tal vez deberé decidir si me compensa renunciar a mi espacio? ¿Es una decisión que hay que tomar o que hay que desear? ¿Será contraproducente si me resulta un esfuerzo o es que la sustentación de una relación requiere de esfuerzos?

Pufff, la verdad es que mi entrada de hoy sólo pretendía ser lo escrito en los cuatro primeros párrafos pero, al releerlos antes de publicar, me han dado que pensar, y mis manos han vomitado el resto...

Llegado a este punto, creo que esta noche, la soledad, más que aliada, se ha puesto en mi contra…

Demasiadas preguntas para una sola noche.

27 comentarios:

  1. Yo antes, cuando vivía con mis padres pasaba mucho tiempo sola, escribía mucho y daba rienda suelta a mis pensamientos...y todo mi yo. Estos tres últimos años hice una masa homogénea con mi vida y la de otra persona muy especial y, sin darme cuenta, no guardé mi espacio con cuidado. Me perdí. Este año me he vuelto a encontrar, acompañada pero con mis espacios... ni mucho tiempo sola, ni demasiado acompañada.

    Todo en su justa medida.

    te he soltado un rollo no?

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Es muy diferente estar solo y sentirse solo. Lo primero es una opción de vida, o si me apuras, una etapa; lo otro puedes sentirlo viviendo en un piso patera.
    Si Lunar acaba desembarcando en Can Jauro no podrás escribir tanto, aunque tampoco necesitarás escribir tanto; y sinceramente, yo de tí, si he de escoger entre irte a dormir temprano con Lunar o quedarte hasta las tantas para compartir tus paranoyas con ésta panda de chiflados insomnes, lo tendría bastante claro.
    Saludete crack!

    ResponderEliminar
  3. Considero imprescindible que un individuo tenga momentos de soledad. El necesitar estar siempre acompañado me parece una forma de huir de uno mismo.

    Del mismo modo que creo que una relación amistosa se tiene que cuidar, y se tiene que cuidar la intimidad y la confianza con esa persona, la relación con uno mismo también se tiene que cuidar. Necesitamos nuestro espacio para aprender a conocernos, para mimarnos, para querernos, porque cuanto mejor estemos con nosotros mismos, mejor estaremos con los demás.

    ResponderEliminar
  4. Creo Amigo que aunque desees estar estar acompañado un@ necesita su espacio, estar sólo, reflexionar y hacer cosas pero sólo, la soledad buscada es veneficiosa para uno mismo, ahora la soledad impuesta ya es tan agradable.

    Besos Jauroles y Gracias por tu visita.

    ♥Yesi♥

    ResponderEliminar
  5. Tranqui Jauro que es totalmente compatible, vivir en pareja no significa estar 24h pegados, a si que seguro que ambos encontrais momentos de intimidad para vosotros; sólo vive el día a día!

    bsss

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy saludable disponer de momentos de soledad, de hecho, es curioso, pero puede ayudar a fortalecer las relaciones de pareja...No creo que seas un huraño...Creo que todos necesitamos de esos momentos, y no por ello queremos mens a quien está a nuestro lado. Los momentos de soledad con uno mismo pueden ser muy, muy, muy, beneficiosos, siempre que sean voluntarios.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Aunque vivas con Lunar puedes tener tu tiempo para ti, todos necesitamos nuestro espacio, aunque supongo que no necesitarás tanto. Y no te ralles, no es niguna mala señal ni nada raro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tiempo. Lo que tienes viviendo solo es tiempo. Al vivir rodeado de plantas, animales, personas... te va aumentando la necesidad de tener tu propio tiempo, que lo que añades a tu vida te quita. Es eso más que un espacio para ti, que deja de serlo por estar compartiéndolo.

    ResponderEliminar
  9. Para mí también es bueno tener una parcela sólo para uno mismo, creo que es hasta sano.

    Y además vivir sólo no es necesariamente soledad.

    ResponderEliminar
  10. Jauroles,el estar solo no es malo si se busca.Yo vivo en pareja hace años y con familia y sigo aprovechando mis momentos de soledad.Aunque soy una persona demasiado extrovertida,necesito de mi tiempo y lo tengo sin ningún problema.es cuestión de organizarse. En cuanto al blog,eso dependerá de la confianza que tengáis.
    mi pareja comnsidera que es algo íntimo y no se mete a no ser que le diga algo.
    Hablando y compartiendo puedes vivir en pareja y tener tu tiempo.
    Besitos.
    Estoy con Josep,mejor irse a la camita con Lunar que estarse hasta las mil...

    ResponderEliminar
  11. A mi me parece muy positivo tener unos ratitos de soledad, te ayudan a conocerte a ti mismo, respiras serenidad y creo que es hasta sano para una pareja regalarse esos momentos de soledad... pero si vivieras con ella, estoy seguro de que podrías tener ese huequito... todo se puede hablar.

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Yo opino que es necesario mantener ese puntito de soledad aun compartiendo espacio, momentos de reflexión, estar con uno mismo, dedicar un ratito a escribir, sacar cosas, lo que toque...
    Vivir en pareja no significa renunciar a todo eso. Ir al fondo del mar, al desierto, hablar con indios, comprar bolas Pokemon... hay tanto por descubrir en soledad, que me lo digan a mí ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Ser pareja no es ser un pack de Kleenex. Hacéis cosas juntos pero habrá cosas que cada uno haga por su lado. Y es lo más natural.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues eso....si hubiera querido una pareja pa tó me hubiera hecho guardia civil. ;DD

    besos

    ResponderEliminar
  15. Mi soledad, cuando es elegida me encanta.

    Y si la persona con la que vivo no respetara esa parcela que necesito, me parece que tendríamos muchos problemas.

    Me quedo con el comentario de El guardian del Faro, que a parte que me ha hecho mucha gracia, es que es verdad. Hay que tener momentos para tí, es de lo más normal y lícito.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Todos necesitamos cierta soledad y a la vez toda relación requiere esfuerzo sobretodo en el mantenimiento, pero no te preocupes, yo te veo muy normal y con las dudas propias de cuando las cosas avanzan.

    ResponderEliminar
  17. Cactus...tu sí que eres maja. No me hagas demasiado caso que tengo el puntito de mala leche algo desaforado ultimamente. Que te lo diga Jauroles....

    ResponderEliminar
  18. No te preocupes habrá tiempo y sitio para todo.Sólo hace falta amor y respeto.
    Si yo fuese Lunar no me gustaría tenerte pegado a mi lado todo el día, acabariamos empobrecidos los dos.Incluso me gustaría que tuvieras tus "secretillos"..
    besos Jauroles

    ResponderEliminar
  19. Conocete, sé tú y el Amor será.
    Nunca renuncies a ti, y amarás completamente.
    Disfrutate contigo y en compañía, no temas,confía.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  20. Tus momentos de soledad no tienen por qué perderse en favor de una vida en pareja. Ambos son compatibles al 100%...en incluso beneficiosos el uno para el otro. No te preocupes por eso ;)

    Besicos!

    ResponderEliminar
  21. Siempre he visto la soledad como una aliada, en mi casa eramos 7 mi mama y nosotras.. en el internado eramos 115 o seaaa! donde cada momento a solas era un tesoro y que en el baul en donde los guardo cada vez que hay mas, mas profunda se hace la cuenca con que necesita llenarse... conozco a personas a las que les aterra estar solas... y me digo, no se conocen a si mismos? no sben lo agradable que es estar solos , solo en nuesta propia compañia.. nunca han escuchado el concierto de Aranjuez a todo volumen sin que nadie te diga carajo bajaleeeeee, sigo pensando que la soledad es buena compañia y que incluso a veces rodeada de gente me hago mi espacio para sonreirme a mi misma y decirme, disfruta te queda menos para estar conmigo...
    Ya te costumbraste a tener tus espacios contigo, creo que Lunar tan especial como es tambien tendra los suyos... solo compaginenlos y no se invadan...
    besito!

    ResponderEliminar
  22. Yo, sin duda alguna, prefiero estar acompañada. Siempre puedes buscar momentos de soledad. Y me encanta llegar a casa y que haya alguien esperándome. O llegar y saber que él volverá pronto

    ResponderEliminar
  23. Hay que tener siempre tu propio espacio, como ya expliqué en una de mis entradas Disfritar de la soledad más que tomarla como enemiga

    ResponderEliminar
  24. Ultimamente te veo en plan pitufo filósofo...

    ResponderEliminar
  25. Yo creo que convivir con la persona que has elegido para compartir tu vida no es incompatible con mantener un espacio sólo para ti. Es más, pienso que es imprescindible y muy beneficioso para mantener una relación sana y enriquecedora.
    Como digo, creo que es bueno que ambos tengan su pequeño mundo personal, pero siendo conscientes que por encima de sus espacios individuales se encuentra el que ambos, voluntariamente y libremente, han creado.
    Un beso desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  26. La soledad... tan temida y a la vez tan necesaria a veces.

    A mí no me parece mala señal querer estar solo de vez en cuando, todo lo contrario. Seguro que Lunar también necesita su espacio.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Buenas.

    Yo he tenido un poco de todo, de vivir sola, acompañada a temporadas, (mi ex vivia 6 meses en casa y otros 6 en USA), ahora con marido y niño.

    Y mis momentos de soledad que mas me gustan es cuando me levanto temprano, mientras ellos aun duermen, y esta todo en silencio, es cuando aprovecho para escribir despues de un cafe, visitar los blogs que me gustan...

    Para mi el blog no es un espacio privado, tengo total libertad para escribir lo que me sale en cada momento, ni yo hago autocensura.

    Es mas a veces me encuentro comentarios de mi marido, el muy jodio, no me dice que haya escrito nada, aunque este en el otro Pc.

    A el que le encanta escribir, como no necesita tanto silencio, se va a otra habitacion y aunque el niño este jugando, es capaz de escribir o leer tranquilamente.

    Lunar seguro que entiende el tema del blog, que no se si ella sabe que lo tienes.
    Y si para ti es algo tan intimo, y conociendote, supongo que lo entendera.

    Lo malo de la soledad es sentirse solo en compañia. Hay es cuando duele, y se pasa mal.
    Asi que soy de la opinion, que si me siento sola, entonces decido estar sola pero conmigo misma.

    En fin espero que esa noche no te comieras el coco mucho con este tema, que a veces nos preocupa y cada uno la necesitamos de manera diferente, la cuestion es el respeto de la otra parte. Eso si, cuando esos espacios, no signifiquen que la otra parte se sienta en un segundo plano.
    Que discurso me acabo de marcar!
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar