lunes, 12 de julio de 2010

Para el recuerdo

Nadie dijo que ver un partido de fútbol en grupo sea lo ideal. Por supuesto que es mucho más divertido y emotivo que verlo solo, pero en lo que al propio partido se refiere no es lo idóneo. De hecho, desde que crecí un poco y empecé a ver los partidos importantes con los amigos, no recuerdo claramente ningún Barça-Madrid, no recuerdo cual de los equipos los dominó, ni quién fue el mejor jugador en ellos, y creo que más de la mitad de los goles los he visto gracias a las repeticiones.

Pero, ¿cómo ver un partido tan importante como la final del mundial solo? La final de nuestro mundial. ¿Qué más da haberse perdido, probablemente, miles de detalles del partido? Seguramente, de todas formas, dentro de 20 o 30 años no recordaría cómo transcurrió exactamente el partido, ni las mil patadas que nos dieron, ni cuantas ocasiones tuvimos, ni cuantas tuvieron los holandeses, ni tampoco cómo se llamaba el pulpo, ni mucho menos a quién besó Iker Casillas en directo. Pero estoy seguro de que recordaré a quien besé yo, recordaré a cada una de las personas con las que compartí esa noche, no olvidaré el abrazo y los saltos con mis amigos gritando el gol, incluso recordaré que me empaparon la camiseta de la Roja con cerveza mientras lo celebraba, no olvidaré quienes me regalaron esa camiseta, y tampoco olvidaré la llamada de mi padre emocionado nada más acabar el partido.

Sé que a mucho os podrá parecer absurdo, pero para mí son y serán momentos inolvidables.

¿El partido? El partido no fue precisamente un espectáculo. Había un equipo que quería jugar y otro dispuesto a evitarlo a toda costa. Pero llegó el minuto 116 y el balón le llegó a don Andrés Iniesta,… pero bueno, esta historia ya la conocéis.

20 comentarios:

  1. siiii
    es mejor los recuerdos con los amigos familiares!! todo que realmete el partido en general!!!

    :P siiii mejor lo vivido que lo extraño :D

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, entre tanta loca euforia, poniendo el acento en lo importante.

    Ayer recordé las lagrimas de mi padre después de ganar una liga y hubiera dado lo que fuera porque hubiera vivído ésta final con nosotros.

    Un abrazo mundial.

    ResponderEliminar
  3. La emoción de verlo con los amigos, compartiendo la euforia es incomparable, aunque poder disfrutar de un partido en casa, con tu cervecita y unas palomitas, esos pensamientos con uno mismo, también tienen su qué!
    Felicidades a la Sangría Mecánica!

    ResponderEliminar
  4. Eso serán los recuerdos de esta Copa. Algo que por mucho que pase el tiempo no se nos olvidara y sabremos que esa noche por fin fuimos Campeones del Mundo.

    ResponderEliminar
  5. No me dió un infarto de puro milagro...¡¡¡Que tensión por D!!!
    pero al final lo conseguimos.
    oe,oe,oeoeeeeeeeee...
    besos.

    ResponderEliminar
  6. No es absurdo Chimpa!!!!
    Esos momentos vividos y compartidos no tienen precio. Yo también tengo un montón, del domingo, y de los dias anteriores....taquicardias, saltos, abrazos, besos, risas, ilusión. Que razón tienes, eso lo recordaremos siempreeeeeeee!
    Besitos rojooooos!

    ResponderEliminar
  7. Yo me quedo sin duda con la unión y la felicidad que sentimos todos justo en aquel minuto, gracias a aquel jugador (que sin duda yo si que olvidaré su nombre) Un minuto en el que un país entero saltaba de alegría y algunos afortunadamente compartimos con nuestros seres queridos.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, lo que recordaremos para siempre es cómo lo vivimos cada uno.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muchos mejores recuerdos que el partido.

    ResponderEliminar
  10. A mi no me gusta especialemtne el futbol, y no entiendo un carajo sobre el tema. Aún así vi el final del partido y me gustó. Pero leerte me gusta bastante más.
    un saludo

    ResponderEliminar
  11. Fue un partido para la posteridad, para el recuerdo... Aunque, por supuesto, los detalles del partido se disiparán con el tiempo, pero las vivencias, las emociones, lo que sentimos en aquellos 120 minutos... bufff, eso no lo olvidaremos nunca. Ni tampoco el minuto 116, ni el gran gol del pequeño-gran Iniesta.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Tuviste una velada fantástica por lo que cuentas, por el partido GA-NA-DO!! Yeahhh. Por la compañía, por el regalo (camista de La Roja) por el baño (el de cerveza) por esa llamada especial, por los abrazos y los besos y el postpartido que seguramente también fue genial. Felicidades por todo!!

    Yo soy español españo español!! :D

    ResponderEliminar
  13. Me sumo a lo que dice Carlos. A mí tampoco me gusta el futbol, pero vi el partido en su totalidad, aunque fue el único de todo el mundial. Y lo que recordaré de este día, igual que tú, Jauroles, será el vibrar con mi gente y la explosión de euforia unánime.
    Un besazo desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  14. jeje

    sos campeones del mundo ja?
    mexico como siempre ni sikiera clasifica jaja

    muchas gracias por pasar...!!

    kiza en enero del proximo año me lanze
    a su tierra


    saludoz..!! gratos..!!

    besos

    ResponderEliminar
  15. uf yo tengo una afonia....nunca habia disfrutado tanto con el futbol, con el basket si pero con el futbol no, ademas eso de ver a todos juntos, amigos, familia, gente q quiero....magia, fue magia

    ResponderEliminar
  16. He visto a mi equipo ganar dos veces el mundial y me se los juegos de memoria de tantas y tantas repeticiones, igual como tu dices, no por verlo en vivo y con amigos, me acuerdo que el ultimo lo gano por penales y yo llorando en el jardin de la casa de mi mama y sin poder verlo porque los nervios me ganan...
    este año lo eliminaron temprano y siempre digo que no le voy a mas ningun equipo, pero por afinidad y amistad y otros nexos... le aupe a la Roja y no me quedo mal... Feliciddes!!! ♥

    ResponderEliminar
  17. Llevas toda la razón, fué un partido para compartir con amigos y familia. A mí me cogió en la playa, sola con mi madre, pero me jarté de mandar mensajes y recibirlos, fue apasionante. Hasta dentro de 4 años no vuelvo a ver ningún otro partido, pero la final de un mundial no me la pierdo. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Yo lo pasé en grande con mis amigos viendo el partido y celebrandolo :)

    ResponderEliminar
  19. A mí me emocionó todooooo lo que pasó con España y lo que vino después. La verdad es que se la jugaron y trabajaron mucho! Se merecían triunfar, más allá de que el pulpo haya o no pronosticado el triunfo. Y lo de Iker, creeme que a todas las mujeres nos derritió lo que hizo! Además de hermoso, es sensible!


    Ayyyyyyyyyyyyy que guapo es.

    ResponderEliminar
  20. Es que son momentos inolvidables, un día histórico para contarles a los nietos, ya lo creo! ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar