domingo, 13 de junio de 2010

Regreso al pasado

Suena de fondo Wonderful Life - BLACK.

Después de una noche movidita y con cinco horas de sueño a mis espaldas, hoy domingo, me he levantado para acudir a una comida familiar en casa de mis padres. La lista de invitados era corta pero selecta. Mi padre, mi madre, mi hermana, el gato y el que escribe. ¿Y qué se celebraba? Pues nada más y nada menos que el sesenta cumpleaños del cabeza de familia, del rey de la manada. Y no me refiero al gato, hablo de mi padre.

El menú estaba exquisito. Constaba de comida para veinticinco (mi madre se rige bajo el lema: Mejor que sobre y no que falte), aderezada con la mejor de las sonrisas, una conversación grata, graciosa y hasta chisposa, y como ingrediente secreto de la casa: amor, mucho amor.

Una vez devorada la comida, degustado el delicioso pastel, después de brindar por el homenajeado con un excelente cava, y tras la entrega oficial de los regalos, continuamos la sobremesa en el sofá, frente a la tele… Es que daban por el plus un emocionante Serbia-Ghana del Mundial, y mi padre no se pierde ni uno.

Fue entonces cuando sucedió lo siguiente…

Estaba sentado junto a mi padre viendo el mundial de Sudáfrica 2010. Mi hermana y mi madre cuchicheaban en el otro sofá doble. Entonces, mi mente se evadió... De repente, era 1990. Yo aún no había cumplido los 9 años. Estaba sentado junto a mi padre viendo el mundial de Italia 90. Mi hermana y mi madre cuchicheaban en el otro sofá doble. Hay cosas que nunca cambian... Acabó el partido y me fui a mi cuarto, cogí mi balón y me bajé a la calle con un bocadillo de nocilla que me había preparado mi madre. Más tarde, cuando volvía a casa, me encontré a mi hermana en un banco del parque con un noviete. Ella aún no había cumplido los 13. Le solté alguna broma y ella me dijo niñato, pero yo me reí. Subí a casa y mi madre se escandalizó porque llegaba completamente sucio de tierra y con una herida en la rodilla. Mi padre me limpió la herida y me la curó con mercromina, entonces entré en mi cuarto... Pero allí no estaba mi cama, ni mi escritorio... Sólo un viejo sofá, una mesa de planchar y un enorme armario con decenas de cajones. El estado actual de lo que fue mi cuarto. Y volví a la realidad, al presente... Continuaba viendo el mundial de Sudáfrica 2010 junto a mi padre. Mi hermana y mi madre seguían cuchicheando... Los miré uno por uno, seguían siendo ellos,.... más viejecitos, pero ellos... mi familia.

37 comentarios:

  1. Que bonito, nada como echar de menos algunas escenas, para valorarlas!

    Un besi

    ResponderEliminar
  2. Bonitos son los recuerdos,unipersonales e irrepetibles,que nos hacen sonreír.



    Un beso Jauroles

    ResponderEliminar
  3. qué hambre me ha entradooooo!!! muy chulo el blog :)

    ResponderEliminar
  4. Jo, qué entrada más bonita... :)

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Mi abuela tambien se rige por esa norma en los fogones jajaja
    No hay comida que sepa mejor que la que se hace con amor,no?
    Qué bien viene volver a los sitios donde se ha sido feliz

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la forma que tienes de contarlo. un beso

    ResponderEliminar
  7. Precioso, Jauroles, me ha entrado una nostalgia...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. que chulo has tenido un flashforward!
    besos! me has dado envidia con lo de la nocilla

    ResponderEliminar
  9. hace siglos que no veo fotos de mi familia!!tengo ganas de volver y buscarlas. Muy emotivo.

    Leche cacao avellanas y azucar!

    ResponderEliminar
  10. aaaaaaaa es tan divino, la familia es el mejro regalo :D wiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito! A veces a nadie nos importaría volver a ser el n´ño que fuimos por unas horas.....

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito Jauroles.Yo echo de menos mucho a mi familia.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo todo, tus recuerdos y sin duda la forma de transmitirlos.

    Esos momentos familiares son incomparables.

    Feliz semana

    ResponderEliminar
  14. Precioso, y ojalá que lo puedas disfrutar cuando toque el mundial dentro de otros veinte años .
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Ay mono, qué precioso, me apetece un bocata de nocilla para teletransportarme también.

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Qué bonito!!! Y ya imagino que no celebrábais el 60 cumpleaños del gato, por que no quiero pensar cómo estaría el pobre gato sexagenario, jajajaa!!

    Yo también recuerdo aqeul verano del mundial de Italia'90... y yo yampoco había cumplido los 9. Recuerdo a mis padres, mis tíos y a mis abuelos en la casa del pueblo. Hoy, mi abuelo ya no está en esa estampa familiar, porque nos dejó hace unos años. Pero los demás están/estamos todos... y gente nueva que no estaba en aquel verano del 90.
    Maá mayores todos, pero los mismos.

    Me ha encantado la entrada y me ha removido por dentro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Felicita a tu padre de mi parte :) Es cierto que hay cosas que, afortunadamente, nunca cambian =D
    Besos de nocilla

    ResponderEliminar
  18. Hay cosas que no cambian...Yo tengo la suerte que el primer Mundial que recuerdo lo ví en blanco y negro, diría que mis padres también eran en blanco y negro. Ya no rememoro, ha pasado tanto tiempo y han cambiado de sofá tantas veces que ya me he hecho con la realidad.
    Mi antigua habitación es un trastero, antes ya lo era, pero le falta el trasto principal.
    ¿No invitaste a Lunar a la fiesta de tu padre? jejeje
    Un abrazo crack

    ResponderEliminar
  19. Hay cosas que no cambian a pesar de los años, y que por mi parte, yo deseo con todas mis fuerzas que no lo hagan!
    Felicidades a tu padre que está hecho un mozalbete!

    ResponderEliminar
  20. Me suenan esa comidas en las que los invitados son todos selectos y de la familia mas cercana jajaja!! Nosotros también lo celebramos y además lo celebramos todo y siempre siempre hay regalos. Por cierto que le regalastéis al homenajeado?? (curiosidad gatuna nada más)

    Me has recordado los bocatas de nocilla hmmm ¡que ricos ehh!!! No se porque los de hoy, no saben igual :S

    :)

    ResponderEliminar
  21. Holaaaas,

    Veo que a todos nos encanta la nocilla, y también recordar buenos momentos de la infancia.
    Josep, Lunar tenía otros planes... ;P

    En cuanto a la curiosidad gatuna, pues yo le regalé un disco duro multimedia, que hace tiempo que quería uno, aunque me temo que hasta que no pase un tiempo no acabará de dominarlo. Mi madre aprovechó la ocasión para comprarle ropa a su gusto a mi padre, como siempre. Y mi hermana por su parte le compró un libro, que ella ahora mismo no tiene una economía muy bollante, es lo que tiene el paro. Y hasta aquí los regalitos!

    Gracias a todos por comentar! Un abrazote!

    ResponderEliminar
  22. Las veladas familiares quedarán siempre guardadas en la memoria, al igual que tu dormitorio... querido Jauroles.
    Un beso desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  23. Buenas!
    Ainxx... la familia... la nostalgia...Si es q es lo q dicen, q pase el tiempo q pase, la familia siempre está ahí, y, por suerte (o desgracia para quien sea) no cambian nunca :)
    Bss! ^^

    ResponderEliminar
  24. Buenas. Toc toc toc, se puede?
    LLegue aqui por casualidad desde otro blog, pero como tengo memoria de pez, ahora mismo no recuerdo de cual.
    Preciosa entrada! Lo de la comida mas vale que sobre a que falte, eso lo debi heredar de mi madre, siempre me pasa igual, que a la tuya, jajajaja
    Lo ver el futbol con tu padre me recordo a cuando yo lo veia con el mio, botella de tinto en la mesa y algo para picar, y a mi madre como no le gusta el futbol se iba, jajajajaja
    Hoy ya no puedo repetir eso, pero es un bonito recuerdo para mi.
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  25. En mi casa también es así....hay cosas que nunca cambian!

    ResponderEliminar
  26. Vaya!!!
    Es exactamente asi lo que me pasa a mi tb de vez en cuando!!!
    Genial
    Un post precioso
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Lindo deja vu el que tuviste, suele sucederme tambien y tambien cuando voy a casa de mi mama, el amor familiar y la añoranza tienen esos efectos.
    un besito♥

    ResponderEliminar
  28. Te he ofendido en algún momento con mis comentarios? Veo que escribo y no salen publicados. No entiendo por qué.

    ResponderEliminar
  29. Me hiciste recordar cosas y sentirme algo triste...

    Muy lindo escrito, y suerte que aún tenes a toda tu familia...

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Q bello es recordar, de tu mano.., mi niño!
    Significa tanto, retener imágenes, situaciones.. ¡Cachitos de Vida!

    Te invito a un lugar q he creado y q espero q os guste..

    http://gotasdeaguayvida.blogspot.com/

    Millones de bss y :)´s dulces!

    ResponderEliminar
  31. Caótica, ¿ofendido? Ni mucho menos! Si no han salido publicados tus comentarios, yo tampoco entiendo el por qué... Nunca he borrado ningún comentario de nadie. Ahora me dejas que no entiendo nada.

    ¿Te refieres a comentarios en esta entrada, o tamhién en otras?

    Y, ahora os pregunto a TODOS: ¿A alguien más le ha pasado que no aparezcan su comentarios?

    Caótica, en serio, comenta lo que te apetezca, que yo no te borro nada!

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Y a qué es genial? está claro que por muchas vueltas qeu de uno (yo ya llwevo unas cuantas) la casa materna/paterna siempre es TU CASA. TU HOGAR. Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Curiosidad satisfecha, gracias por complacerme ^_^

    Los regalos, geniales! Ya me gustaría a mi que me regalasen esas tres cosas en un mismo día. Igual escribo una lista la próxima vez, así no hay "errores" :P

    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  34. Ah! Y no, a mi no me pasa eso de que no aparezcan mis comentarios :) al menos hasta ahora...

    ResponderEliminar
  35. Pues lo he intentado dos veces, y en otro post tambien compenté y no salió. Bueno, cualquiera entiende los entresijos de blogger.

    Bueno, lo que te decía en este post es que me ha encantado!!!

    ResponderEliminar