viernes, 11 de junio de 2010

Nuestras decisiones

No es la primera vez que digo que siempre intento tomar mis propias decisiones. Sé que, con pareja, la cosa se complica. Con pareja hay decisiones que no se pueden tomar por tu propia cuenta, sin contar con el otro. Hay decisiones que han de ser consensuadas e, incluso, llegado el momento uno de los dos debe dar su brazo a torcer. Lo sé, lo entiendo, lo acepto.

Pero cuando el quid de la cuestión viene dado por una tercera persona, entonces, lo entiendo pero, lo siento,… no lo acepto. Ya sea un amigo, un hermano o una madre.
Ni que decir queda que las opiniones, sugerencias o consejos externos siempre son bien recibidos y, con el tiempo, agradecidos. Pero las decisiones y más, si cabe, las que suponen un pasito ya sea grande o insignificante en una relación, no creo que deban ser ni influidas ni condicionadas ni mucho menos forzadas externamente, por nadie.

Tras debatir largo y tendido entre nosotros, y una vez confirmado que Lunar estaba dispuesta a dar el paso de presentarme a su madre únicamente por el deseo de ésta de conocerme. Y constatado que en realidad Lunar piensa como yo: Que queremos ir despacio, que es pronto para según qué cosas… Visto esto, Lunar y yo hemos decidido seguir a nuestro ritmo, no forzar las cosas y postergar los encuentros familiares.

Si nos equivocamos, lo haremos nosotros… Nadie más.

38 comentarios:

  1. ALABO TU DECISIÓN! ÁNIMO,JAUROLES!

    UN ABRAZO Y BUEN FÍN DE SEMANA!

    ResponderEliminar
  2. Pues fenomenal y perfecto, y nosotros que nos imaginabamos que iba a ser esto mas largo que la negociacion con los isralies...que nos gusta a todos un drama...disfruta del finde besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que lo hayais solucionado...
    Yo despues de 5 años, sigo postponiendo el que se conozcan nuestras familias...

    ResponderEliminar
  4. Jauroles,

    De regreso por aquí me he encontrado con toda la historia de Lunar; sigo leyéndola...

    Sobre conocer a su madre o no... tal vez es una de esas cosas que no son ni correctas ni equivocadas...

    ResponderEliminar
  5. Hoy quiere que conozcas a su madre. Mañana querrá que salgáis todos juntos... Pasado, tu suegra se te meterá entre las sábanas. ¿No notas las señales de peligro acechando?

    ResponderEliminar
  6. pues si es lo decidido por ambos, es lo correcto, chapó

    ResponderEliminar
  7. Muy bien visto!
    Que bastantes cosas deciden ya "otros" por uno mismo, como para añadir más a la lista.
    Un saludete!

    ResponderEliminar
  8. Yo, afortunadamente, tengo una madre que se independizó. ¡Arriba la independencia de las madres del mundo! Igual que ya no somos niños, que ellas dejen de ser nuestras madres y se conviertan en seres humanos libres. He dicho. ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues lo veo genial, yo siempre he pensado que la pareja es mía...y que mezclarlo en mi familia a las primeras de cambio es un error...primero hay que consolidar la pareja, y después si se da el caso, sobretodo si apetece...lo haces parte de tu familia... si por casual luego la cosa se complica, y la relación termina (dios no quiera) ya tienes mas vinculos que cortar que con ella... eso es un rollo, yo desde luego prefiero retrasarlo el maximo tiempo posible.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Me parece fenomenal... Las prisas nunca son buenas.
    Y nadie de fuera de la relación debe presionaros. Yo le presénté mi novio a mi madre cuando él me dijo que le parecía bien conocerla.
    Antes, no.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. No sé cuánto llevais ni cuánto no. Pero siempre es mejor que os vallais conociendo vosotros poco a poco y ya si eso un poco más adelante. Siempre es mejor despacio y con buena letra! Un beso

    ResponderEliminar
  12. Pues muy buena decisión...para mi gusto, la mejor.
    Bun fin de semana!!

    ResponderEliminar
  13. ME parece cojonudo, de cometer errores, cada uno a de cometer los suyos propios....

    ResponderEliminar
  14. puff suerte que pensabais igual!! yo tmbién habría decidido esperar hasta que salga de vosotros la decisión pero... y si Lunar hubiera querido complacer a su madre??? habrías accedido??
    - A: por un lado parece poca cosa, por conocerse...
    - B: pero... no te haría pensar que si ese paso lo das por la madre, en un futuro esa inercia puede acabar marcando vuestra relación??

    besines

    ResponderEliminar
  15. Lana, en principio Lunar estaba dispuesta a complacer a su madre. Osea, que me quería presentar a su madre simplemente porque su madre quería, no por un deseo de ella. Esa es la cuestion, que yo no veo que ese sea un motivo razonable, y Lunar lo ha comprendido. Cuando nos apetezca a nosotros lo haremos, si las familias estan dispuestas claro... Igual mi suegra ya no quiere conocerme entonces... ;P

    Bueno no sé si me he explicado bien, estoy algo espeso, menosmal que ya empieza el finde!

    Gracias a todos por pasaros y comentar. Disfrutad del finde, yo lo haré! ;)

    ResponderEliminar
  16. Cada vez Lunar me cae mas simpatica, se ve que es una mujer de caracter, porque mira que es dificil imponerse a los pedidos maternos, sobre todo cuando nos chantajean diciendonos que es por nuestro bien... cuando se de el momento, que asi sea!
    (Hablando como hija y no como madre, que tengo los dos roles ;) )
    besito♥

    ResponderEliminar
  17. Excelente decisión.
    Hay tiempo para todo justo en el momento en que ambos se sienten preparados...

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Me parece estupenda la decisión que habéis tenido. Al final siempre nos salvan las palabras.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Bien por tí y bien por Lunar. Veo que los consejos de tu padre hicieron buen efecto.
    De todos modos, y no es por echar agua al vino, no deja de ser una prórroga de algo que acabarás haciendo.
    Buen finde, esperamos la crónica del lunes...

    ResponderEliminar
  20. Bueno pues si estáis de acuerdo, entonces no hay nada más que decir, cada cosa a su debido tiempo.

    ResponderEliminar
  21. Hablar, el entedimiento entre vosotros es lo mas importante.

    Lo que deseen los demás, lo que les parezca al resto, debería importa poco y afectar nada, sean padres, madres o lo que sea.

    Me alegro por ese ritmo que estáis siguiendo, tiene muy buena pinta ;)

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  22. Un gran logro, el que Lunar haya sabido distinguir los deseos de su madre de los suyos propios. La cosa pinta bien.

    Cuando los errores son propios, son menos errores.

    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Pués ¡ea! He dicho...!!

    Me parece muy bien que lo hayas decidido entre los dos así. Es lo mejor para la relación, tomar decisiones en consenso entre 2 y solo 2 :)

    Pero sigo pensando que conocer a su madre no significa dar un paso en la relación. Pero claro, ese es mi punto de vista ;)

    Un besito y muy buen finde :)

    ResponderEliminar
  24. Pues me parece una decisión muy coherente y acertada.

    Sobre todo porque es la VUESTRA.

    Yo nunca he sido de mucho "familieo político". Llevo 8 años con mi novio, tardé en conocer a su familia y surgió como algo espontáneo, sin preparar y sin forzar.

    Hoy en día mantengo la misma relación con ellos. Cuando hay que juntarnos, bien, pero no estar todo el día y a todoas horas "resobaos"...me he explicado bien??

    Un beso tesoraco!

    ResponderEliminar
  25. Pero en el fondo a Lunar le habría hecho ilusión que tú le dijeras que sí, si no, no te habría dicho nada del tema.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Bien hecho. Por suerte, esta vez vosotros dos estabais de acuerdo. Pero, ¿qué pasará cuando, sembrada la semilla de la duda por una tercera persona, no sea así, y uno de los dos tenga que, como has dicho, dar su brazo a torcer?

    Por eso odio los consejos (en su acepción de reunión física) de mujeres (y, en infinitamente menor porcentaje, de hombres) en que tod@s opinan sobre la relación de l@s demás, sobre l@s novi@s, y sobre cosas que, en realidad, jamás deberían salir de la relación de dos.

    ResponderEliminar
  27. Pues sí. Quizá yo creo que la madre de Lunar ya no querrá conocerte jajajaja
    hay veces que las madres no entienden ciertas cosas y lo ven como un desplante! - esto es lo que veo yo en el día día.
    Estoy de acuerdo contigo. Las parejas tienen que tomar sus propias decisiones.

    ResponderEliminar
  28. Simplemente.. ¡Te Quiero!

    Besitos, mi "bolita_peluda"!

    Male.

    ResponderEliminar
  29. Bueno, algunas cosas tan sólo tienen el significado y la importancia que cada uno le quiera dar. Estoy de acuerdo contigo en que cada cual debe tomar sus propias decisiones, lo que desconozco es si, el ir despacio, está enfrentado con que conozcas o no a la madre de Lunar... simplemente puede que ésta quiera conocer al amigo de su hija, sin más pretensiones, sin que eso signifique compromiso... no es más que una persona muy importante y cercana, es normal que quiera conocerte...
    Cada uno vemos las cosas desde nuestra perspectiva... un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
  30. Todo sucede cuando tiene que suceder..
    Siempre es un placer visitarte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. A mí me parece la mejor decisión posible, no porque sea o no correcta, sino porque es la VUESTRA.

    Un beso y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  32. Yo también pienso que las cosas hay que hacerlas despacio y con buena letra. Ya habrá tiempo para conocer a su madre, aunque el tiempo pasa volando y cuando te quieras dar cuenta ya estaréis otra vez con el tema encima de la mesa.

    ResponderEliminar
  33. Lo mejor!
    Cada cual se pone el ritmo que cree conveniente.
    Sin que lo marquen nunca otros.
    Un saludo y petons Chimpa

    ResponderEliminar
  34. Pues me parece que habéis hecho muy bien, nunca es bueno forzar esas situaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. es lo mejor...
    ademas estan deacuerdo
    solo espeor que no sea miedo...

    ResponderEliminar
  36. Lo importante es que Lunar y tú estéis de acuerdo con la decisión tomada, sea cual sea ésta mi querido Jauroles.
    Un besazo desde mi Jardín

    ResponderEliminar
  37. Bien.. dicho..

    pero...

    siempre somos menos libres de lo que nos creemos.

    Besos

    ResponderEliminar