martes, 30 de marzo de 2010

Tiempo para respirar

Hay veces que nos falta tiempo para todo, en las que ansiamos encontrar un lugar y un instante en el que detenerlo todo y parar a respirar.

Otras veces en cambio, la parada es inesperada y acaba produciéndote una extraña sensación de asfixia.

Estamos a martes, y la calma parece haberse apoderado del agobiante estrés que últimamente reinaba en el trabajo. Son escasamente las cuatro de la tarde y ya llevo un rato en casa. Acostumbrado a no poder hacer vida social hasta última hora de la tarde, no he hecho planes con nadie hasta entonces.

Y en estas horas en las que dispongo de tiempo de sobras para respirar, no puedo evitar sentirme algo descolocado. Es extraño.

28 comentarios:

  1. Muy cierto lo que describis.
    Es que es tanto el acostumbramiento a la xotidianeidad que un momento de tranquilidad inesperado nos hace sentir asi.
    Descolocados.

    Respirar es sumamente necesario, solo que a veces cuando viene de manera inesperada, no podemos aprovecharlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes por esa sensación, se pasa enseguida. Te acostumbraras rápidamente ;)

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Bueno a medida que pase la tarde te irás "colocando" ( jaja en el buen sentido digo, no es que el otro sea malo...., me estoy liando)
    mejor besos

    ResponderEliminar
  4. Reflejos de un espejo cualquiera!!
    ¡TE ENTIENDO!
    un saludoo

    ResponderEliminar
  5. Vivimos a diario tan estresados, que cuando por fin encontramos un momento de relax, nos parece hasta extraño y nos hace sentir raros o incómodos. Pero eso es al principio, que luego el cuerpo es sabio y se acostumbra a lo bueno muy pronto ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Siempre puede salir un plan de última hora, que son los que mejor salen! :) un beso

    ResponderEliminar
  7. Conozco esa sensación. Es como bajarse de un tren a toda velocidad. Caes al suelo, todo está tranquilo, y te preguntas ¿Ahora que?. Ahora a disfrutar. No todo va a ser bailar con el estrés¡¡ Un abrazo y disfruta de esa paz.

    ResponderEliminar
  8. A veces quedarse solo con uno mismo y sin hacer nada es sumamente inquietante y pocos lo aguantan. Rapidamente hay que ponerse a hacer algo.

    ResponderEliminar
  9. Por Dios échate una siesta tú que puedes, aunque sea hazlo por mí...
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Si estas descolocado por el tiempo libre del que dispones, Jauroles… acomódate en la butaca, coge tu pluma mojada en tinta negra y escribe… mándame unas cuantas letras… compuestas como tú sabes hacer.
    Un besazo desde mi Jardín.

    ResponderEliminar
  11. Y tan extraño...es una sensación incómoda el darse cuenta que por mucho que se nos olvide, somos nosotros mismos los dueños de nuestro tiempo.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  12. Tranquilo que en nada te acostumbras, que un poquito de relax sieempre es bueno!!

    Besossssssss

    ResponderEliminar
  13. Respira, amigo mío,respira hondo, y siente la sangre en tus venas, el latido de tu corazón.
    Respira, amigo mío, respira hondo, sonríe, el torbellino ya pasó dejando una velocidad de crucero que ha de ir aminorando y haciendo que de nuevo, entres en contacto con la vida
    Respira hondo, y recuerda esa sonrisa la tuya mirando a Lunar.
    Gracias, por estar tan vivo y compartir tanto

    ResponderEliminar
  14. aiiiins como te entiendo todo el dia de culo y cuando tenemos un rato libre no sabemos que hacer, es una sensación extraña, como si se te estubiera olvidando algo que tenias que hacer verdad???

    ResponderEliminar
  15. Somos esclavos del tiempo y a ti te concede la libertad condicional. Espero que la hayas aprovechado. Yo tendré cuatro días de tercer grado y no me vereis por las cárceles del tiempo.
    Un abrazo crack!

    ResponderEliminar
  16. Estamos tan acostumbrados a no tener tiempo para nosotros que cuando lo tenemos a veces nos agobiamos. Procura disfrutar de tu tiempo libre,.

    un besito

    ResponderEliminar
  17. ritmo frenetico, ni un segundo para respirar.
    tomate tu tiempo Jauroles.

    salu2 amigo

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, eso me pasa a mi con las vacaciones. Estoy deseando tenerlas y cuando me doy cuenta de que soy la única que las tiene... (no es para dar envidia, es que es lo que pasa).., pues no sé que hacer yo sola y me agobio

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Estimado amigo, lo peor de los planes es que si no salen uno se queda con la sensación de haber escogido el único pimiento del padrón picante de todo el plato. Yo nunca hago planes y eso no me agobia sino que me tranquiliza. Es realmente tranquilizador saber que nada te puede salir mal porque no vas a hacer nada.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  20. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    JAUROLES

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  21. Un sabio decía que la ociosidad sólo se disfruta cuando tienes cientos de cosas que hacer. El ser humano es así.

    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Cuando estamos acostumbrados a que quién parpadea no nos vea pasar, encontrarnos de sopetón con una frenada nos deja tan descolocados que no sabemos qué hacer con nuestro tiempo... Creo que lo mejor en estos casos es salir a la calle, visitar rincones, pasear y soñar con un nosotrosmismos mejor.
    Un abrazo, hermano, espero que disfrutes de tu tiempo, sea libre o no....

    ResponderEliminar
  23. Ufffffffffff, te comprendo estamos tan acostumbrados a nuestro ritmo speedico y mortal que no sabemos estar paraditos, sólo respirando, sólo mirando el sol pasar, y la gente moverse... cuesta no ahcer nada. Tendremos todos que aprender a PARAR UN RATO.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Sientate, y disfruta, sencillo pero práctico cuando puedes acompasar el corazón con la respiración.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Y, ¿qué hace uno? Pues actualizar el blog, por supuesto, jajajaja.

    ResponderEliminar
  26. Muy a menudo ocurre que cuando el motivo de nuestras quejas desaparece no sabemos qué hacer... Disfruta y relájate que no creo que dure mucho! jejej
    Un besazo

    ResponderEliminar
  27. Esa sensación es bienvenida aunque sea rara :D

    ResponderEliminar
  28. Ánimo, chiqui.. Te propongo algo.. Música relajante, un baño espumoso, tu licor favorito..
    Cierra los ojos!

    M.

    Male.

    ResponderEliminar