lunes, 8 de febrero de 2010

Alegría interrumpida

Compañero E. es ese tipo de personas a las que envidio. Él siempre está de buen humor. Ya sea a primera hora de la mañana, regalando horas extras a las tantas de la noche e incluso trabajando un sábado. Siempre está alegre y dispuesto a bromear.

Una escena muy habitual es la siguiente:

8:30 de la mañana. Me encuentro inyectándome café en vena para no perder el conocimiento, mientras tanto, algún compañero revuelve sus cajones en busca de un ibuprofeno, o en su defecto un revólver, para calmar su migraña mañanera.

Entonces llega Compañero E., fresco como una rosa, sonriente.

- ¡Dos chistes!, tengo dos chistes, son buenísimos…

Entonces empieza a contarnos el primero.

- Se abre el telón y jjajajja aparecen jajajja…

Tarda unos 2 minutos en contarnos un chiste que no debería durar más de 10 segundos, y es que mientras nos lo cuenta, él no puede parar de reírse, y de vez en cuando interrumpe el chiste para recordarnos que: ‘Es que es buenísimo’. Normalmente sus chistes son malísimos, pero su risa es súper contagiosa. Total, que antes de que acabe de contarnos el primer chiste estamos todos rotorciéndonos a carcajadas, y en el segundo ya todos lloramos de la risa.

Últimamente Compañero E. no es el mismo. A su mujer le han detectado un cáncer, y la cosa tiene muy mala pinta. Verlo tan triste y apagado me rompe el corazón, y es que no estoy acostumbrado a verle así. Ojalá conociera algún modo de animarlo…

Ánimo compañero!

23 comentarios:

  1. Tienes un gran corazón Juaroles, quizás sea el momento de que Tú le regales una sonrisa al entrar en su despacho y después un silencio cómplice. Cuando pasamos por estas situaciones ni el mejor de los chistes nos hace olvidar, pero saber que estás, seguro es importante para él.

    Néctares

    ResponderEliminar
  2. Jo, que triste me has dejado.Quizá lo único que puedes hacer es estar ahí.No se´tambien hay personas a las que les viene bien hablar y otras a las que no.Anímale,que piense que muchos salen de la enfermedad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Jo, se me ha hecho un nudo en el estómago cuando he terminado de leer.
    Estoy con los otros comentarios que te han dejado: la mejor forma de animarlo es haciendole saber que estás ahí.

    Ojalá que su mujer se recupere y que todo vuelva a la "normalidad".

    Beso

    ResponderEliminar
  4. En la mesa de mi despacho tengo un bote de cristal lleno de caramelos. Cada vez que alguien viene a verme por el motivo que sea le ofrezco uno. el ben sabor de boca se agradece.

    ResponderEliminar
  5. HOLA COMPAÑERO... TE ENTIENDO PQ NO ES FÁCIL, PONERSE EN EL LUGAR DE ALGUIEN Q SE ESTÁ ENFRENTANDO A UNA SITUACIÓN Q ESTÁ PONIENDO
    A PRUEBA SUS DEFENSAS;
    YO LO HE PASADO DEMASIADO CERCA PARA PODERLO
    ENFRENTAR CON UNA PLANIFICACIÓN PREVIA,
    Y SÓLO PUEDO DECIRTE Q LO ÚNICO Q PUEDES
    HACER ES "COMPARTIR SUS SILENCIOS",
    CON ESE GESTO Q PUEDE PARECERTE MÍNIMO,
    ESTÁS TENDIENDOLE UNA MANO A LA Q AGARRARSE
    CUANDO SE SIENTA AL BORDE DEL PRECIPICIO...
    NADA MÁS: "COMPARTE SUS SILENCIOS"

    SUERTE Y... DILE TAMBIÉN Q PUEDE CONTAR
    CONTIGO NO HASTA UNO, NI HASTA DIEZ,
    SINO CONTAR CONTIGO! (MARIO BENEDETTI)

    ABRAZOS!

    MALE.

    PD: TÚ TAMBIÉN PUEDES CONTAR CONMIGO, COMPAÑERO!

    ResponderEliminar
  6. Creo que haces bastante bien en escuchar sus chistes y todo lo que quiera contar. Debe ser muy duro perder a tu mujer. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Crees que no tienes ninguna manera de ayudarlo, que no conoces la manera, pero ya preocupandote por él y apoyandolo estás haciendo algo. Escuchalo cuando quiera hablar y cuando no quiera hacerlo, acompañalo en silencio.

    un besito

    ResponderEliminar
  8. Me encantan esas personas con una vitalidad y optimismo inconmensurables. Esas son las personas que alegran nuestros días, como bien dices, así que, qué menos que intentar devolverle el favor. Cuando alguien que yo quise mucho tuvo cáncer, una persona excepcional en todos los sentidos, lo que más le animaba era que yo le contara las cosas más insustanciales que se me ocurrieran. Mis trivialidades siempre le sacaban una sonrisa. Aunque siendo la persona que está al lado (como lo es tu compañero) lo único que se puede hacer es escuchar y apoyar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Vaya, yo iba a decir que yo queria un compañero de esos. Que pena. Me he quedado en shock. Espero que le salga todo bien. Mira, solo puedo decirte que he vivido un par de casos de cerca y que lo primero es tener esperanza. Si te dejas abatir ya has perdido la batalla. Aunque pueda parecerte una tonteria, a veces el creer en algo te da fuerzas para seguir luchando. Recuerdo que cuando yo lo vivi habia un santo que decian que siempre ayudaba. No se si ayudo o no pero lo cierto es que nos consolo bastante y eso que yo no es que sea precisamente muy debota. Tal vez sirva de algo... no se.

    ResponderEliminar
  10. Una gran ayuda es que él sabe que estás ahí, no lo olvides querido jauroles, a veces compartir un silencio entre dos personas que se aprecian es tan o más beneficioso que una conversación, probablemente tu compañero ahora necesite aceptación, aceptación de lo que le está pasando y de que no se sienta solo en esos momentos.
    Un abrazo para ambos

    ResponderEliminar
  11. De una manera u otra, en esta vida te cruzas con esa palabra tan temida, escrita con todas sus letras en mayúsculas, pero no, Jauroles, también se puede escribir en minúsculas. Ánimo, se fuerte e intenta transmitirle a tu compañero la tranquilidad que ofrece la esperanza, porque existe y a día de hoy en una realidad consolidada.
    Te envío un beso desde mi Jardín, junto a una rosa con aroma a esperanza.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado la entrada...la verdad es que podria hacerme una plantilla para contestar tus entradas...yo creo que le ayudas de una manera u otra, reindo sus chistes, obviamente que este triste y preocupado es lo mas normal del mundo...yo que soy muy flipada de la vida le regalaria de forma anonima un calendario de esos de chistes diarios o de frases ingeniosas al menos un sg al dia con su sentido del humor seguro que sonreiria...no se es una idea chorra y rapida...EHHHHH SOY RUBIA no me pidas mas...(es broma rubias de españa)

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos por empatizar conmigo, y sobretodo con mi compañero. De algún modo le haré llegar todo vuestro apoyo, el mío ya sabe que lo tiene.

    Abrazos para todos!

    ResponderEliminar
  14. Cuando pasan cosas como estas, no se sabe que decir y como actuar , creo que no hay palabras de consolación ,más o menos entiendo la situación pues a una compañera de trabajo le ocurre lo mismo con un familiar muy muy cercano, sus ojos se llenan de lágrimas si le preguntas por como se encuentra ese familiar y sientes que aunque quisieras no encuentras ningua forma para consolarla , no sabes que hacer ni que decir ... es triste ver tanta tristeza en sus ojos y saber que no hay manera alguna de consolarla. Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Regalale algún chiste malo, como él lo ha hecho con vosotros...

    Vaya, que tragicomedia...como la vida, no? Una mezcla rara...

    Me gusta como escribes, me viene una sensación como leer el guión de una película.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  16. A veces el más gracioso puede convertirse en el más triste, ¡dale muchísimos ánimos!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. golpes que da la vida... y nose xk, pero siempre se los lleva el que menos se lo merece...

    ResponderEliminar
  18. Es impactante, siempre Jauroles. Hace dos meses tuve una parecida con una compañera de 27 años. Por ahora, va bien, aún sigue con la quimio, pero no puedo evitar las lágrimas cada vez que viene a visitarnos, con su semblante lleno de luz de esperanza, de la esperanza viva, y estoy segura que saldrá de ésta....pero siempre me toca dentro.....y....sólo se me ocurre abrazarla y mirar con ella hacia delante, sumarme a su fuerza....aunque me siga sintiendo absolutamente inútil cuando se va con ese "hasta otro día...y no curreis demasiado, jajaja"...
    La entrada de hoy va por tí y por esos momentos que se comparten con seres amigos. Un abrazote Jauroles. Tu sensibilidad te guiará con él.

    ResponderEliminar
  19. Una bonita reflexión y un bonito gesto. Creo que han comentado ya todo lo que quería decirte.

    Ánimo a los dos.

    ResponderEliminar
  20. Yo creo que lo mejor es hablar sinceramente con él.
    Mira, yo tuve un novio y en su momento tuvo una leucemia. Mis compañeros me hicieron saber desde el principio que estaban ahí para lo que quisiera y si había que llorar se lloraba. Mientras tanto seguríamos el ritmo normal.
    Y cuando llegaba por la mañana hacían como si nada y seguían con los chistes y su vida...

    Eran los mejores ratos del día, te lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar
  21. ufff , yo soy de las sonrisas perenne, yo le recomendaría que busque apoyo en clown durante las terapias, dependiendo del hospital hay unos equipos muy buenos, si quieres te digo alguno...besos su

    ResponderEliminar
  22. mmm... me has dejado sin palabras, con algo en la garganta que no quiero tragar...

    ResponderEliminar
  23. a mi tambien me ha dejado sin palabras.

    ResponderEliminar