domingo, 10 de enero de 2010

Camino

De niño tímido y torpe, a joven humilde y tenaz.
Profesores que jamás confiaron: ¡Iros con vuestros psicoanálisis a otra parte!
Jugué hasta la extenuación dejando heridas de por vida en mis rodillas.
Fui mister 16 en mi instituto.
Sobreviví al secuestro de una malvada bruja sin verrugas.
Trabajé para mercenarios sin escrúpulos, creyendo haber perdido también los míos.
Desperté un día y no me reconocí en el espejo, entonces me animé a romper con todo y empezar desde cero.
Me sumergí en las cálidas aguas del mar mediterráneo y mojé mis pies en el frío Atlántico.
Respiré el purificador aire de mis amados Pirineos y disfruté del mágico verano andaluz.
Anduve por los Picos de Europa empujado por amigos y una rubia infatigable.
Me dormí en el metro de Londres y desperté a pies del canal du midi camino de Burdeos.
Comí hasta reventar en el pueblo sin niños y bebí hasta emborracharme en un barco pirata.
Me perdí antes de llegar al fin del mundo y conocí a una morena encantadora con la que jamás hablé.
Dejé escapar el tren que debía llevarme al paraíso esbozando una sonrisa.
Y cuando creí conocer todas las repuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.
Caí al vacio y pagué un alto precio para regresar a este mundo: ya nunca sería el mismo.

Todo esto ya forma parte de mi pasado. Ahora me siento estancado, mi reto es volver a empezar de nuevo.
Complicado cumplirlo: no me siento con fuerzas.

3 comentarios:

  1. "Y cuando creí conocer todas las repuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas..."

    WOOW!

    ResponderEliminar
  2. Tienes un pasado muy interesante... Poca gente puede decir que ha hecho todo lo que tú has hecho, y lo que aún te queda por hacer! Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Ohhh, que sepas que acabas de engancharme a tu blog!

    ResponderEliminar